fbpx
2019 no es el “Año del Caudillo del Sur”, es el Año del General Zapata

2019 no es el “Año del Caudillo del Sur”, es el Año del General Zapata

Abr. 08. 2019. 10:43
  |  
Pável UIiánov
Pável UIiánov
Compartir

“Aquí no te enterramos, aquí te sembramos mi general”

El año 2019 fue declarado por el Estado mexicano oficialmente como “Año del Caudillo del Sur, Emiliano Zapata”, lo que refleja una visión de la historia distorsionada, reduccionista y maniquea de la Presidencia de la República y del Congreso de la Unión.

El 13 de enero del 2019 se publicó en el Diario Oficial de la Federación, el decreto por el cual se declara el 2019 como el “Año del Caudillo del Sur, Emiliano Zapata”, además de que se ordena que “en toda la documentación oficial de la Federación” se inscriba la misma leyenda (Fuente: Diario Oficial de la Federación 13/01/2019) con lo que continúan con la vieja historia oficial o historia de bronce, instituyendo una perspectiva histórica parcial, despectiva y elitista.

El termino caudillo proviene del latín “capitallium” que significa “pequeña cabeza” o “cabecilla”, sobrenombre con el que los enemigos de Zapata se referían a él con el objetivo de restarle importancia o influencia, comparándolo como otro más, de los muchos lideres que surgieron durante la revolución. Así mismo, trataron de desprestigiar su figura por medio de otros apodos como el “Atila del Sur”, el “moderno Atila” o el “terrible Zapata” (Historia del Agrarismo en México / Diaz Soto Antonio), la degradación y el desprestigio fue la constante.

El concepto caudillo, es generalmente utilizado por las elites para denostar a sus opositores políticos, situándolos como el elemento más primitivo de la política, e inferior a las instituciones, sin definirlo claramente, lo delimitan como “un liderazgo especial, por sus condiciones personales, que surge cuando la sociedad deja de tener confianza en las instituciones” asociándolo con el populismo, el paternalismo, el continuismo y el carácter autoritario (El caudillismo en América latina, ayer y hoy / Castro Pedro). En México, lo que llama la atención, es que el nuevo partido en el poder, continúe reproduciendo este lenguaje parcial y subjetivo.

En este marco Zapata no debe adjetivarse como un “caudillo” o “cabecilla” de un grupo o zona, eso refleja un discurso histórico de la élite porfirista, elaborado desde la primer década del siglo pasado y que continúa hasta el día de hoy, Zapata no es un caudillo, es un símbolo universal de la lucha por la tierra, representa la lucha histórica de cientos de pueblos y comunidades por la tierra, el agua y los bosques, de ahí la profunda vigencia de su pensamiento y acciones (Apunte sobre el futuro: Emiliano Zapata / Abad Fernando).

Zapata no es un pequeño jefe o cabecilla, es un General, como él mismo firmaba sus cartas y documentos: General Emiliano Zapata. Históricamente, es más que un caudillo, es la liquidación de latifundios, la defensa armada del territorio, icono de resistencia de los pueblos originarios, coherencia entre la palabra dada y la acción, es comunalidad “Yo pertenezco, señor, a una raza tradicional que jamás ha degenerado ni ha podido traicionar las convicciones de una colectividad, y las de su propia conciencia” (Zapata Emiliano / Carta a Pascual Orozco).

En este contexto, los zapatistas constituyeron en el estado de Morelos, una organización comunal con profundo arraigo popular, independiente del Estado, basaban sus decisiones entorno a asambleas. Por medio de su organización liquidaron latifundios, nacionalizaron los ingenios azucareros, devolvieron a las comunidades las tierras robadas impunemente por siglos, restituyeron el uso de aguas, cambiaron a las autoridades locales, impusieron préstamos forzosos a los comerciantes y hacendados, y tomaron en sus manos la producción en los latifundios (A cien años de la Comuna de Morelos: tomar el cielo por asalto / Vergara Jimena).

Zapata el guerrillero, resistió tenazmente durante 10 años todos los embates militares, combatió a Díaz, a León de la Barra, a Madero, a Huerta y Carranza, únicamente pudieron vencerlo por medio de la traición. Lo que nunca supieron susasesinos, es que se convertiría en un personaje histórico internacional, cuya influencia y legado permanecen con mucho más arraigo y reconocimiento que sus enemigos (¿Por qué fue asesinado Emiliano Zapata? Avila Felipe).

El año 2019 no es el “Año del Caudillo del Sur, Emiliano Zapata”, es el Año del General del Ejercito Libertador del Sur, Emiliano Zapata, cuya lección histórica más importante es que la tierra, la fábrica y la poesía es de quien la trabaja.

Twitter: @PavelUlianov
Email: [email protected]
Facebook:www.facebook.com/PavelUlianov
Instagram: www.instagram.com/pavelulianovguzman
YouTube: www.youtube.com/channel/UCt6bLfOjk_pxQneF5jRUqVQ