AMLO, el sumiso

Jul. 07. 2020. 13:51
  |  
Redacción IDI Media
Redacción IDI Media

Contrapunto / Por Ernesto Pacheco

¿Recuerda usted que hace un par de meses la 4T festejaba con bombo y platillo el gesto que tuviera el Presidente Trump con los mexicanos, cuando según EU asumió parte del compromiso de disminuir la producción de 350 mil barriles de petróleo diarios, límite establecido por la OPEP para contener la caída de los precios del crudo?

Mientras Trump se presentaba ante la mirada de los medios internacionales como “El Salvador” de México, explicaba también que no se trataba de un regalo, sino de un préstamo, y que, en algún momento, bajo otras circunstancias AMLO le tendría que pagar. Ante ello, a los especialistas y la clase política les sonaban voces de alarma, asegurando que “EU no tiene amigos, sino sólo intereses”

Tampoco es fácil olvidar la manera hiriente, racista y xenófoba del mandatario estadounidense, siempre con declaraciones que promueven el odio de manera permanente, en particular contra los mexicanos y en general contra los migrantes, con frases tan contundentes como: “los migrantes mexicanos son violadores y criminales”; “los mexicanos sólo vienen a traer enfermedades contagiosas” o “los mexicanos deben pagar el muro” por lo que, lo que menos se esperaba era una actitud de complicidad y camaradería por parte de AMLO al aceptar un endeudamiento.

Y pues sí, como era de esperar, no hay tiempo que no se llegue ni plazo que no se cumpla, ni siquiera para Trump y sus intenciones reeleccionistas, en un entorno que lo tiene, como nunca antes, contra las cuerdas, acorralado y desesperado, pero sabedor de lo complicado de su situación después de los grandes problemas sociales desatados, entre otros, por el asesinato racista de George Floyd, o por ser el país con más contagios y muertes por Covid-19, o la desalentadora cifra y pocas veces vista de 40 millones de desempleados.

Así, como era de esperarse, en una mente calculadora como la de Trump, llegó el momento justo de dar instrucciones a su homólogo mexicano, quien ante el citatorio del estadounidense dejó de lado aquello que él mismo venía argumentando en su negativa de viajar al extranjero, de que “la mejor política exterior es la interior”, aceptó obedecer, romper todos sus esquemas y sacar sus banderines para ir a hacer campaña en favor de Trump.

Ante este panorama y el reclamo popular sobre la inexistencia de una oposición en México, vimos emerger posturas muy duras como la del Gobernador de Michoacán, quien cuestionó la decisión de AMLO de viajar a EU en estas condiciones y en estos momentos, donde más que una invitación pareciera un acto de sumisión y subordinación.

Incluso, Aureoles le recordó al presidente su origen de izquierda y principios juaristas para exigirle que actúe con la dignidad que el pueblo mexicano le reclama.

Y no es para menos. Ya suficiente tuvimos cuando AMLO le cumplió parte de sus caprichos a Trump, mandando a la Guardia Nacional a controlar las Caravanas Migrantes, violentando flagrantemente los derechos humanos internacionales, haciendo el trabajo sucio de EU.

Compartir en: