Cristóbal camina solo en Morena; German Martínez creció; Raúl Morón se estancó en tercer lugar: Massive Caller

Jul. 27. 2020. 10:28
  |  
Redacción IDI Media
Redacción IDI Media

Escribe: Javier Lozano

El agotado tránsito de la oposición que ha mostrado signos de debilidad sumamente significativos, pende de un vilo ahora que se destapó en la encrucijada de Emilio Lozoya que implicó directamente un manual de sobornos clientelarespara empujar sin contratiempos la reforma energética que iba incluido en el programa estructural de EPN y el fallido Pacto por México en el que también participó el perredismo reaccionario. Ahí, estarían involucrados panistas y priistas, así, como un determinado grupo que habría operado, incluso, contiendas electorales según lo relató la investigación de la revista Proceso que circulará esta semana.

En el momento que se destapó la Caja de Pandora, irrumpió la desconfianza que de por sí estuvo mermada para el PAN y PRI en 2018. Es innegable no imaginar que esto no impactará directamente en la intención del voto del proceso electoral del 2021; seguramente la contienda enmarcará el clima contaminado de los capítulos de la corrupción. Aunque, la clase política de acción nacional y revolucionario institucional se resistan a desmarcarse del asunto a priori, el panorama pintó sumamente dificilísimo. De hecho, seria enigmático pensar que, aun cuando se estén organizando bloques opositores, porcentualmente PAN, PRI y PRDsorprendentemente ni juntos ganarían. Esto, sin sumarle las causas anteriores que restarían credibilidad al contrapeso.

Según la encuesta de Massive Caller que se publicó hace un par de días, la marca de Morena dominó ampliamente el estudio con un 34%; le siguió PAN con 15%; el PRI tendría 10%; y por último el PRD, experimentaría su peor porcentaje numérico con 5%. A partir de ese análisis, la competencia por la gubernatura se abrirá con las condiciones dadas para Morena. Las encuestas, justamente han tomado el pulso en el que destacó regeneración nacional que conquistaría el Solio de Ocampo con una arrolladora victoria y sin sobresaltos.

Y, como aspirantes de Morena, la información mostró ya prácticamente un camino definitivo que arrojó datos muy precisos y contundentes a favor del Senador Cristóbal Arias Solís que amplió su margen a diferencia de los demás en lo que respecta exclusivamente a Massive Caller; la distancia estuvo acompañada de dos factores: Germán Martínez pasó a segundo lugar con 16.4% dentro del seno morenista; Raúl Morón desplazado, accedió a la tercera posición con 14.8%; en esa tesitura, continuó dominando los sondeos el oriundo de Churumuco que se ajustó su porcentaje a casi 23%. En esa cancha interna de Morena, hay indudablemente un puntero indiscutible que ha confirmado durante todo un año que estamos en presencia de un hecho inexorable en el que Cristóbal ya podríamos señalarlo como el candidato virtual del esquema de la 4T. Hay que considerar, además, que esta semana existieron razones poderosas que interpretan una señal contundente desde la Ciudad de México. 

Respecto al escenario previo que se ha ido tornando, hay indudablemente jaloneos y una atmósfera ríspida para polarizar el proceso interno de Morena. Podemos calificar que, esas estrategias, no han tenido suficientemente impacto porque Cristóbal creció en la intención del voto; paradójicamente sumó más. Entonces, en efecto, estamos en presencia de un fenómeno similar al 2018 en el que el porcentaje altísimo que sujetó AMLO desde el principio ya había anticipado con antelación la vitoria del ahora presidente. Esa confiabilidad, muestra signos que abonan en las preferencias electorales que se han cargado irreversiblemente al rostro de Cristóbal Arias Solís.

Finalmente, la certidumbre de las encuestas está encontrando un punto o un lapso importante en el que contundentemente se señala que la lógica favorece al Senador Cristóbal Arias Solís. El escenario se tornará con dos elementos fundamentales: la encanta que levante el CEN de morena confirmará el comportamiento de más de 20 estudios que han corroborado lo inocultable; y en segunda, con una superioridad prácticamente inalcanzable, Cristóbal se perfila para ser el próximo gobernador constitucional de Michoacán con una ventaja crucial y contundente que legitime su triunfo.

Notas finales: la credibilidad del BOA se ubicó una vez más en el ojo del huracán. Michoacán, no será la excepción en el instante que se cimbre la descomposición que hubo en el caso de Emilio Lozoya; eso, inmediatamente, abrirá más la puerta en la transición inminente de Morena a la administración pública estatal. Por cierto, el PRD perdió nuevamente fuerza en la encuesta de Massive Caller; se colocó con 5% de la intención de voto; esa pobreza numérica, pierde capacidad en el convenio con los panistas que seguramente querrán llevar mano con 15% de percepción, pero, suficiente para someter en la mesa de negociación aun perredismo hundido y despreciado por la militancia

Compartir en: