fbpx
En Defensa de la Pendejez

En Defensa de la Pendejez

May. 28. 2019. 13:54
  |  
Santiago Roel Rodríguez
Santiago Roel Rodríguez
Compartir

Ante la declaración de AMLO -el pasado fin de semana- de que América se pobló hace 5 o 10 mil MILLONES de años (cuando la Tierra no existía) un amigo de la secundaria- que votó por AMLO y cree en él- me dice: «ya lo escuché, es un pifia».


¡Eureka! ¡Así es! ¡Eso es todo! ¡No hay más! Se apendejó.

Punto… Y así se ha apendejado en algunas decisiones de mayor impacto y así se seguirá apendejando en otras.

Por eso los sistemas políticos avanzados tienen límites al poder político, por eso no es sano darle tanto poder a un gobernante. Por eso si queremos en verdad que AMLO tome mejores decisiones NO se le debe otorgar el poder irrestricto.

La crítica no estorba, ¡ayuda! ¡Eso es lo que hemos ido aprendiendo en los últimos 30 o 40 años! El PRI de los sesentas y setentas no la permitía. La hemos ido construimos los ciudadanos.

Por eso, sus fieles seguidores no lo están ayudando porque aplaudirle todo es lo peor que uno puede hacer con un gobernante; al igual que con un hijo, están creando un monstruo.

El peor enemigo de los políticos son ellos mismos, siempre. El peor enemigo de las sociedades son los políticos endiosados por ellas mismas.

Un amigo muy sabio solía decir cuando alguien se justificaba persistentemente en un error…«oye, déjale algo a lo pendejo»…Claro, aceptar y responsabilizarse por pendejadas propias es el camino a la madurez. Además, economiza discusiones y resuelve problemas.

Un buen sistema político es a prueba de perversos y pendejos. Aun no lo tenemos en México. Debemos construirlo. Así es que, dejemos de venerar al gobernante en turno, dejémosle espacio a lo pendejo y limitemos al poder. Ningún país ha logrado nada bueno al darle demasiado poder a sus gobernantes porque siempre se apendejan con el poder.


En resumen:

No nos hagamos pendejos con nuestras responsabilidades ciudadanas. Dejemos de darle cualidades divinas a los políticos. No se me apendejen.

Se vale tener gustos, preferencias y hasta intereses, pero no se vale hacerse pendejo.


Santiago Roel, es Director de Semáforo Delictivo, un proyecto social ciudadano para la paz en México. Se alimenta de denuncias ciudadanas valientes y de esfuerzos de transparencia de autoridades responsables.