fbpx
La Inflación: Cuidado México

La Inflación: Cuidado México

Ene. 29. 2019. 20:07
  |  
Santiago Roel Rodríguez
Santiago Roel Rodríguez

La inflación es un «impuesto» muy injusto que le pega muy duro a los pobres y a la clase media, y que si no se atiende a tiempo, genera revoluciones y convulsiones.

Las economías emergentes entendieron desde los 80´s que la inflación era el enemigo a vencer, por ello, muchos independizaron a sus bancos centrales.

Cuando la inflación sube el banco central le mete freno con intereses más altos. Al encarecerse el dinero, baja el demanda y por tanto los precios.

¿Por qué se genera inflación?

Es la ley de la oferta y la demanda. Si la economía se calienta con gasto o inversión, y no hay suficiente infraestructura o bienes, los precios suben.

Los países con cuellos de botella que no invierten en infraestructura (puertos, aeropuertos, carreteras, internet, etc) se calientan muy rápidamente cuando la economía crece.

Por ejemplo, mientras Brasil genera presión inflacionaria con una tasa de crecimiento baja, los países asiáticos y en especial, China, tienen infraestructura de sobra que les permite crecer a tasas altas sin calentamiento de precios.

El comercio internacional, el incremento en la apertura comercial, ha mitigado la presión inflacionaria de muchos países. México es un buen ejemplo de ello. Si no hay suficientes bienes dentro del país para satisfacer la demanda, siempre existe la oferta extranjera con que compensar la escasez. Brasil es un mal ejemplo de economía cerrada.

Los países desarrollados pueden también mitigar la presión de incremento salarial moviendo sus plantas productivas a países emergentes con salarios más bajos.

Venezuela es un caso extremo de inflación. La falta de inversión gubernamental en infraestructura y el combate o desaliento a la inversión privada en bienes y servicios ha generado una hiper-inflación.

El proceso es: Pocos bienes, mucha demanda, los precios suben, la gente no ahorra, no hay inversión, se genera pánico, la inflación se vuelve hiper-inflación. El escenario se complica con la intromisión política en las decisiones financieras. Es decir, la falta de autonomía del banco central.

Cuidado México:

  • Cuidado con desalentar la inversión privada y extranjera.
  • Cuidado con reducir la inversión en infraestructura (puertos, aeropuertos, carreteras, vías férreas, etc).
  • Cuidado con entrometerse en la autonomía del Banco de México.
  • Cuidado con el despilfarro del gasto social con fines populistas y no con inteligencia y razón social.
  • Cuidado con crear cuellos de botella y desabasto: combustibles, vías férreas y carreteras bloqueadas, zonas inseguras para el libre transito de mercancías, etc.
  • Cuidado con desalentar el ahorro.

¡Cuidado con la economía!

Compartir: