fbpx
Populismo a la mexicana

Populismo a la mexicana

Jul. 02. 2019. 11:16
  |  
Santiago Roel Rodríguez
Santiago Roel Rodríguez
Compartir

El populismo en México no es nuevo. El priismo del siglo pasado era netamente populista.

1. Antidemocrático: Un solo partido dominante.

2. Mucha alergia a la crítica.

3. Concentración absoluta de poder en el Presidente.

4. Control de los medios y de las opiniones.

5. Represión feroz a la oposición; de cualquier parte, comunista, socialista, empresarial, campesina, obrera o de clase media, como lo fue en el 68.

6. Conservador en sus valores; se oponía al rock, por ejemplo.

7. Nacionalista.

8. Proteccionista.

9. Con programas sociales muy clientelares; todo a cambio de votos

10. Con movilización de trabajadores y campesinos. Tratándolos como masas de infantes, incapaces de pensar y valerse por sí mismos.

11. Presidente intocable. La única crítica permitida era al interior del partido, de una manera muy sutil y sin tocar al Presidente, ya que el poder jerárquico era feroz. El Presidente no era tonto, “estaba mal asesorado”.

12. Mítico y litúrgico : muchos mitos históricos y héroes divinos; muchos ritos para mantener el mito.

Era un auténtico populismo pero con la regla absoluta de la no-reelección. Un populismo de partido, con un monarca temporal y muchos acarreados y aplaudidores.

En aquel entonces también había fuertes defensores del sistema, auténticamente convencidos que eso era lo mejor para México.

ORIGENES

El priísmo en sus orígenes fue útil para contrarrestar el caudillismo y las asonadas militares, para intentar darle salida a todo el descontento e injusticias y por la otra, para encauzar las ambiciones de los políticos y el deseo de movilidad de la sociedad.

En un principio no era tan masivo, esa fue creación de Lázaro Cárdenas, quizá siguiendo los ejemplos de otros países tanto en el comunismo de la URSS como en el fascismo de Alemania, Italia y España.

ASFIXIA Y CAMBIO

La asfixia que provocaba el modelo sin embargo, se manifestó en el 68 con la rebelión de las clases medias.

El riesgo de concentrar tanto poder en un partido y en un Presidente se hizo patente con Echeverría y López Portillo, ambos enloquecían a los pocos años de gobierno.

El cambio hacia la apertura comercial y política se inicia con Miguel de la Madrid y ya, el triunfo de Salinas se vuelve muy discutible ante la división del partido dominante en dos: PRI y PRD.

PRIMOR

Hoy, el populismo en México se nutre de otros temas. Al interior por el descontento con los partidos políticos; la corrupción del sistema; los abusos del poder; la economía de compadres. Al exterior, por el resurgimiento del populismo en el mundo.

El término PRIMOR le queda bien, ya que Morena es un intento de regresar a los mismos postulados del priismo, pero no a los del priismo crítico de los ochenta, sino al viejo PRI de los sesenta y setenta. El anti-democrático, el adorador de presidentes, el de valores conservadores, el aislacionista, el movilizador de marginados, el clientelista, el estatista, el presidencialista y esperemos que no, el represor. Aunque el noviazgo de AMLO con el ejército es muy preocupante.


Santiago Roel, es Director de Semáforo Delictivo, un proyecto social ciudadano para la paz en México. Se alimenta de denuncias ciudadanas valientes y de esfuerzos de transparencia de autoridades responsable.