fbpx
Si se vuelve a equivocar, el PRI en camino a la decadencia

Si se vuelve a equivocar, el PRI en camino a la decadencia

Abr. 16. 2019. 14:45
  |  
Redacción IDI Media
Redacción IDI Media
Compartir

Columna de Ignacio Roque Madriz

Si se vuelve a equivocar y no escoge a los candidatos adecuados, el Partido Revolucionario Institucional corre el riesgo de diluirse más y encaminarse rumbo a la decadencia y a su eventual posible desaparición en el país, donde al arribar a su 90 aniversario, vive la peor crisis de su historia, sigue conmocionado y sin credibilidad producto de la derrota electoral que sufrió en 2018, cuando el abanderado de Morena, Andrés Manuel López Obrador ganó la presidencia de la república.

A pesar de su agotamiento y de haber perdido la Presidencia de la República, el PRI todavía gobierna 12 estados, mantiene 14 de 128 senadores; 47 de 500 diputados federales, 584 de 2 mil 43 presidentes municipales y 183 de mil 112 diputados locales.

Por ahora, se percibe que entre los dirigentes a nivel nacional y estatal del tricolor no hay el mínimo interés por realizar un trabajo serio y profundo para buscar la unidad y el fortalecimiento del que fuera un partido vigoroso y actuante que llenaba las aspiraciones de sus militantes.

Líderes y miembros del PRI con cargos de elección popular se confiaron y cayeron en el conformismo, se alejaron de sus ideales y poco a poco se olvidaron de abanderar las causas populares.

Algunos de esos políticos priístas solo regresaban a sus municipios o distritos cuando de nueva cuenta pedían el voto a sus militantes, muchos de los cuales se quedaron  esperando las despensas que les prometieron y que  nunca llegaron.

Desde la pasada elección presidencial cuando resintió la peor derrota electoral de su historia, aparentemente a la dirigencia nacional del  tricolor no le preocupa que exista una desbandada silenciosa de priístas y que se sigan sumando a Morena.

En su momento, muchos de los  ahora ex militantes del tricolor arguyeron su malestar por el desprestigio y la falta de credibilidad en que cayó el otrora PRI, a cuyo partido en sus mejores tiempos le llamaban  la aplanadora.

Así, ahora el PRI se juega su existencia en la elección interna para renovar su dirigencia nacional y de igual forma en los comicios del 2021.

En ese escenario,  hasta el momento se conoce que han levantado la mano para participar como candidatos para dirigir el PRI nacional el exrector de la UNAM, José Narro Robles; el actual gobernador de Campeche, Alejandro Moreno Cárdenas; la exsecretaria general del PRI, Ivonne Ortega Pacheco; el exgobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz Ortiz y el exlíder priista René Juárez Cisneros, a cuya lista se podrían agregar otros más.