fbpx

Penitenciarias de Apatzingán y Tacámbaro recibirán certificación internacional

Dic. 11. 2019. 10:00
  |  
Prensa Comunicados
Prensa Comunicados
Compartir

Morelia, Michoacán a 11 de diciembre.- Los centros penitenciarios de Apatzingán y Tacámbaro recibirán en los próximos meses la acreditación internacional de instituciones penitenciarias en base a los estándares internacionales de la Asociación Americana de Correccionales (ACA por sus siglas en ingles), informó el coordinador del Sistema Penitenciario de Michoacán, Javier Ayala Rodríguez.

“Este esfuerzo forma parte de los trabajos que emprendió la Secretaría de Gobierno, encabezada por Carlos Herrera Tello, con el objetivo de profesionalizar al personal, establecer mecanismos de control y calidad en las instalaciones, así como garantizar los derechos humanos de la población penitenciaria”, explicó el coordinador.

Lo anterior en el marco de la IV Reunión Nacional de la Asociación de Correccionales de América, celebrado los días 9 y 10 de diciembre, en Querétaro, Querétaro, donde Ayala Rodríguez adelantó que “Michoacán ya está preparando para recibir en breve la visita de los auditores de la ACA para lograr la acreditación de los centros penitenciarios de Apatzingán y Tacámbaro”.

Esta certificación es uno de los proyectos más emblemáticos de la colaboración bilateral con Estados Unidos a través de la Sección de Asuntos Antinarcóticos y Aplicación de la Ley, para el fortalecimiento del sistema penitenciario, y los penales de Apatzingán y Tacámbaro serán los primeros en contar con dicho certificado en Michoacán, y para el 2021 se acreditarán dos centros más y las oficinas centrales de la coordinación.

Con la certificación, también se busca preponderar el espíritu de la reinserción social al avalar las buenas prácticas al interior de los centros, haciendo énfasis en la capacitación y profesionalización del personal penitenciario, lo que incide positivamente en el desarrollo de habilidades y capacidades de las personas privadas de su libertad, que permitan una plena integración a la sociedad al término de su sentencia.