fbpx
Auditoria especial en el IMAIP por irregularidades financieras

Auditoria especial en el IMAIP por irregularidades financieras

Ene. 10. 2018. 07:00
  |  
Sergio Lemus Calderón
Sergio Lemus Calderón
Compartir

Los comisionados del Instituto Michoacano de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (IMAIP), Daniel Chávez y Areli Yamilet Navarrete Naranjo, solicitarán este miércoles en el Pleno  una auditoria especial  para fiscalizar el monto de los recursos y presuntas irregularidades financieras cometidas por el expresidente Ulises Merino García, quien al conocer que no sería reelecto determinó autoliquidarse con más de 90 mil pesos y no hacer proceso entrega-recepción con la nueva comisionada.

 

Ambos comisionados aprobarán este día una auditoria especial para que Ulises Merino y la gente que fue contratada con él aclaren el uso o manejo de recursos públicos del dinero ejecutado en el 2017, toda vez que al retirarse ni siquiera dejaron las claves o llaves bancarias para conocer si había dinero en caja para el cierre del año pasado.

 

Apenas Areli Yamilet Navarrete Naranjo tomó protesta el pasado 22 de diciembre del año pasado, cuando Ulises Merino se retiró de las oficinas del IMAIP junto con 8 colaboradores que ocupaban cargos como asesores, direcciones y jefe de departamento. Hasta el contralor puesto por el propio Ulises Merino renunció  ese mismo día y fue autoliquidado.

 

El secretario general del IMAIP, Rigoberto Reyes Espinoza, tuvo que recibir apenas un informe entrega-recepción de tres hojas y una hoja de plástico, refirieron los comisionados ante la Auditoría Superior de Michoacán, la semana pasada cuando se reunieron con José Luis López Salgado.

 

Una de las omisiones administrativas penadas es por el expresidente del IMAIP es que el proceso entrega-recepción debió hacerlo su contralor, pero en los hechos el contralor  salió huyendo del instituto dejando a Rigoberto Reyes con un documento que no informa financieramente la situación de este instituto, ni el reporte de evaluaciones o actividades realizadas en este año.

 

También salieron la directora de capacitación, asesores y personal afín a Ulises Merino y quienes han trabajado para el PRI y fueron colaboradores del exdiputado local Olivio López Mújica en la 72 Legislatura.

 

Otra de las irregularidades financieras que acusan los comisionados ante la ASM en Michoacán es que no se hicieron reportes de transferencias de recursos o las claves de las cuentas bancarias para conocer si existía dinero en caja. No se tiene reporte de capacitaciones, sanciones o multas a sujetos obligados, y a la fecha se desconoce el monto total de las liquidaciones que se autorealizaron por el expresidente y sus colaboradores.

 

La Auditoría Superior de Michoacán realizaría un proceso de fiscalización especial para precisar el número de omisiones o hallazgos de presuntas irregularidades, y en caso de no comprobarse, sancionar a los posibles responsables.