fbpx
Desvían 26 mdp del fideicomiso del COBAEM, Gaspar Romero involucrado

Desvían 26 mdp del fideicomiso del COBAEM, Gaspar Romero involucrado

Nov. 06. 2017. 08:57
  |  
Sergio Lemus Calderón
Sergio Lemus Calderón
Compartir

Morelia, Mich., 06 Noviembre 2017.- Un desvío de recursos por el orden de los 26 millones 985 mil nueve pesos del Fideicomiso número 750, referente  al Pago de Indeminizaciones Médicas por Enfermedades y Riesgos de Trabajo  a los sindicalizados y empleados del Colegio de Bachilleres se dio cuando fue director del Colegio Mario Magaña Juárez y el líder sindical era Gaspar Romero Campos, quien recientemente fue nombrado titular del COBAEM.

Desvían 26 mdp del fideicomiso del COBAEM, Gaspar Romero involucrado

Tras dos años de investigación sobre el origen de estos recursos que ocasionaron un daño patrimonial a los trabajadores del COBAEM, y ante las denuncias penales presentadas contra el recién titular del COBAEM y exdirectores, la PGJE no ha aplicado acción en las averiguaciones previas, que ante este desvío podría configurarse delito de peculado y de fraude.
Según documentos que obran en este medio informativo, el Fideicomiso número 750 creado será financiado con recursos aportados por los trabajadores del COBAEM al descontárseles un monto cada quincena en la nómina y en el que se creó a partir del 2012 con la llegada del priista Mario Magaña Juárez y como líder sindical, Gaspar Romero Campos, actual titular del COBAEM nombrado recientemente por el actual gobernador Silvano Aureoles Conejo.

 

El Fideicomiso que se constituyó con aportaciones únicamente de los trabajadores al descontarles un porcentaje de su nómina fue para crear un Plan de Indemnizaciones ante Enfermedades y Riesgos de los propios trabajadores. Según el documento presentado por agremiados del STUCOBAEM como parte del “Complemento de Queja” con el oficio SG-SF-251/2016, presentado por algunos trabajadores a la Auditoría Superior de Michoacán, dichos descuentos no se ven reflejados de la aportación en los recibos de nómina de los trabajadores y no existe un informe sobre el gasto o beneficiarios de este Plan de Indemnizaciones hacia los empleados.

 

Dentro de las irregularidades señaladas ante la ASM por parte de trabajadores, es que el contrato de este fideicomiso firmado fue celebrado sin la autorización de la Junta de Gobierno del COBAEM, que es el órgano máximo del mismo conforme al artículo 6 del Decreto del 30 de noviembre de 2011, publicado en el Periódico Oficial del Estado de Michoacán.

 

Dentro de las presuntas anomalías por los creadores del mismo se encuentra que el Plan de Indemnizaciones para Enfermedades o Riesgos de Trabajo su administración de los recursos de dicho fondo no se otorga a los trabajadores ni se les rinde cuentas del mismo, sino que es a través del Comité Técnico, mismo que fue instalado el pasado 3 de septiembre de 2012 quedando integrado por el exdirector del COBAEM, Mario Magaña Juárez, Manuel Medina Bravo y Arturo Saldaña Bastida, extesorero y secretario, respectivamente. También los validó el líder sindical Gaspar Romero Campos, quien no registró oposición al tema y determinó dar su anuencia para la creación de un fideicomiso. Romero Campos perteneció al comité técnico, él sabía cómo ejercer el dinero y el monto del fideicomiso.

 

 

Evasión al fisco y a informar a los trabajadores

El Plan de Indemnizaciones por Enfermedad se crea con la idea de entregar previsiones sociales de los siguientes egresos a los trabajadores del COBAEM, sin embargo, dicho plan los sustentan con el artículo 109, fracción II de Ley del Impuesto sobre la Renta vigente en 2013, el cual establece: “No se pagará el impuesto sobre la renta por obtención de los siguientes ingresos: II. Las indemnizaciones por riesgos de trabajo o enfermedades que se concedan de acuerdo a leyes, por contratos colectivos de trabajo y por contratos Ley”.

Con lo anterior se evitó que fisco federal retenga el ISR e impuestos por la creación de este fideicomiso.

Otras de las irregularidades que se dio a conocer a la ASM es que este recurso o plan solo beneficiará a los empleados por puesto directivo y no a todos los empleados. “Se establece que los trabajadores deberán realizarse un dictamen médico al menos una vez al año, sin embargo, no dice cuánto asciende el costo de dicho dictamen y tampoco se ha dado aviso correspondiente al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado, el cual se está obligado de acuerdo al convenio que se tiene celebrado en dicho Instituto”, explica la queja presentada ante la ASM con oficio SG-SF-251/2016.

 

 

Gaspar Romero denunciado penalmente.

El recién nombrado director general del Colegio de Bachilleres del Estado de Michoacán, Gaspar Romero Ocampo, cuenta con una denuncia penal por el desvío de recursos por el orden de los 26 millones de pesos por el Fideicomiso 750 ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) y cuyo expediente se encuentra con el numero AP/PGR/MICH/M/III/412/2015, y la denuncia se encuentra activa actualmente ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

 

La acusación contra el actual titular del COBAEM reza al momento que firmó la creación de este fideicomiso y que entró en vigor al 1 de enero de 2013, cuando se inició el descuento a los trabajadores del ISR y para destinarlos al fondo.

 

El 26 de abril del 2013, mediante una acta de sesión extraordinaria del Comité Técnico del Plan de Indemnización, se sustituye al tesorero Arturo Saldaña Bastida, por el ingeniero Gaspar Romero Campos, quien ese entonces líder sindical del SITCBEM, y quien contaba con voz y voto para determinar a quienes indemnizar y como aplicar el recurso.

 

Ante la molestia de varios trabajadores, Antonio Zaragoza Michel interpuso una denuncia penal ante la PGJE con el número 66472014-3-X, por un desfalco de más de 27 millones de pesos de un fideicomiso por riesgos de trabajo de los trabajadores, el cual fue solicitado y firmado por el exlíder sindical Romero Campos y Mario Magaña.

 

Las aportaciones al citado fideicomiso se realizaron con dinero que se dejó de enterar al fisco federal por concepto de retenciones de sueldos y salarios, por lo que para cubrir tal ilícito, “se manipularon los archivos que contienen las nóminas y se omitió el pago entero de las retenciones del Impuesto sobre la Renta.

 

Por medio de solicitudes de acceso a la información y transparencia requerida al Colegio de Bachilleres del Estado de Michoacán con el folio si-888-2016 y de fecha del 15 de marzo del 2016, se solicitó el número de beneficiados con este fideicomiso 750 que recibieron pagos por indemnizaciones, y movimientos de registros contables relacionados a los ejercicios 2012, 2014 y 2015, y con respecto al ejercicio 2013, sin embargo, el pasado director del colegio, Alejandro Bustos Aguilar, nunca entregó dicha información ni documentación de los movimientos contables, ni el estado financiero del dinero en el fideicomiso y en el caso de las personas beneficiadas dijo que «no existe información sobre personas beneficiadas con pagos por indemnizaciones con cargo al fideicomiso número 750”.

 

La PJGE y el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, han mencionado que existe una lista de exfuncionarios estatales de la pasada administración con implicaciones de presuntos desvíos de los recursos del fideicomiso 750 del COBAEM.