fbpx
Por la victoria México le perdonan la multa

Por la victoria México le perdonan la multa

Jun. 17. 2018. 18:38
  |  
Rodrigo Caballero Díaz
Rodrigo Caballero Díaz
Compartir

Morelia.- Un conductor de la ciudad de Morelia se salvó de ser multado por elementos de tránsito y vialidad cuando salieron a hacerle el paro los aficionados que celebraban el triunfo de la Selección Mexicana cerca de la fuente de Las Tarascas.

 

Los oficiales habían detenido al automovilista sobre la avenida Francisco I. Madero a la altura de la calle Manuel Villalongín por no traer placas oficiales, sin embargo, al mismo tiempo pasaban los aficionados cantando por la victoria de México contra Alemania.

 

De inmediato todos los aficionados comenzaron a gritarle “eh puto” al policía y pidieron a gritos que le perdonara la multa, mientras otra
persona acusó a uno de los oficiales de tránsito de haberlo agredido físicamente.

 

El policía acusado de haber agredido a una persona se alejó del lugar entre chiflidos y mentadas de madre, mientras que el otro oficial se quedó a dialogar con el conductor que para ese momento ya sentía que su barrio lo respaldaba.

 

Entre los gritos de unos 30 pamboleros, el policía le devolvió su licencia al conductor con la advertencia de que se pusiera al corriente con los
documentos del vehículo tipo  Camry marca Toyota.

 

“¡El poli presidente!” y “¡sí se pudo!” fueron los nuevos gritos de los aficionados que se tomaron selfies con el oficial y lo acariciaron en la cabeza mientras le celebraban que hubiera dejado ir al conductor del Camry.

 

Al final el automovilista se fue del lugar, no sin antes haberse tomado fotos con la porra y tomado un trago de cerveza que el ofrecieron los
aficionados, quienes se lanzaron a la fuente de Las Tarascas para continuar con el festejo.

 

En este monumento de la ciudad de Morelia un centenar de mexicanos celebraron la victoria de 1-0 que tuvo la Selección Mexicana ante su
similar de Alemania, en su debut dentro del Mundial de Rusia 2018.

 

La celebración siguió con los gritos de ¡el que no brinque es alemán! ¡Alemania ya probó el chile nacional! y ¡la tengo como Zague! Además de que no faltaron el himno nacional y el cielito lindo con todo y cerveza, charanda y tequila que llevaron los aficionados.