fbpx
Ahora nos toca a nosotros manejar los recursos: Sevina

Ahora nos toca a nosotros manejar los recursos: Sevina

Dic. 11. 2018. 11:11
  |  
Rodrigo Caballero Díaz
Rodrigo Caballero Díaz
Compartir

Sevina.– En el patio de una Escuela Secundaria Federal, más de mil 300
personas se reunieron para determinar la forma en que la comunidad de
Sevina manejará sus recursos de hoy en adelante.

Desde las 9:00 horas del domingo 9 de diciembre de 2018, comuneros y
habitantes apartaron sus lugares para tomar una decisión: mantenerse bajo
el gobierno del Ayuntamiento de Nahuatzen o empezar a administrar sus
propios recursos.

Sevina es un pueblo de cuatro barrios: San Bartolo, Santo Santiago, San
Francisco y San Miguel, con una población de 3 mil personas; ubicado a 96
kilómetros de la ciudad de Morelia, justo antes de llegar a la cabecera
municipal de Nahuatzen y a Cherán.

Ahí uno a uno de los participantes hicieron una fila en la que los contaron
si querían votar por el “sí” o por el “no”, los del afirmativo querían
deshacerse del control del ayuntamiento sobre los recursos públicos y los
que no querían mantener igual las cosas.

El escenario era tan complicado que así lo reconoció la propia sentencia
del Tribunal Electoral del Estado de Michoacán (TEEM), en donde la
magistrada, Yolanda Camacho Ochoa, asegura que los dos grupos tienen mucha fuerza dentro de la comunidad.

“Se identificó un contexto de confrontación que no da certeza respecto de que efectivamente sea voluntad de la comunidad administrar sus recursos, por lo que se ordenó la realización de una consulta previa en la comunidad de Sevina, a efecto de determinar si efectivamente es su voluntad el manejo de los mismos”, apunta.

Yolanda Camacho 


Ante el temor de que una decisión tan dividida generara conatos de
violencia, tanto la etapa consultiva como la consulta estuvieron
resguardadas por la Policía Michoacán, institución que desplegó decenas de
elementos antimotines que se mantuvieron en las entradas de la comunidad.


Sobre todo con la experiencia de lo sucedido en la cabecera municipal de Nahuatzen, en donde comuneros y habitantes por igual quemaron vehículos y cerraron las entradas para impedir estos ejercicios de consulta.


Sin embargo, tanto las reuniones previas con los dos grupos opuestos como
las etapas informativa y consultiva se llevaron sin incidentes mayores,
aunque con varios reclamos por parte de los participantes.

Quejas como la edad de los participantes, a quienes acusaban de no tener 18 años -edad necesaria para emitir su voto- o que estaba entrando gente ajena a la comunidad de Sevina a votar pero ninguna fue comprobada, por lo que se mantuvo la calma.

“Tenemos conflictos, como en todos lados, pero no igual que los que han
tenido Nahuatzen, aquí a veces salen los pleitos pero sabemos arreglarlos”

aseguró Irma, habitante del Barrio de San Miguel.


La señora Irma votó en favor de cambiar a las autoridades encargadas de
administrar los recursos, para ella la presencia del Ayuntamiento de
Nahuatzen es nula y por eso dice que se necesitan nuevas autoridades.

Ella junto con decenas de personas estaba convencida de que era tiempo de
darle oportunidad a otros, aunque minutos antes de la consulta su
pronóstico era reservado, decía que para eso era la consulta y no
adelantaba quién resultaría ganador.

Del otro lado hay mujeres como Guillermina Flores también del Barrio de San Miguel, quien votó en contra de una nueva administración, al asegurar que alterar el orden de las cosas solamente beneficiaría a unos cuantos.

“No es cierto que vamos a tener las mismas cosas, no va a haber ni jefes de tenencia ni policías, se pierde la autoridad, nosotros siempre llamábamos a los jefes de tenencia y ellos llamaban a la policía, ahora si entra el recurso no va a haber nada de eso”, aseguró.


Para la mayoría de los que votaron en favor de seguir bajo el dominio del
ayuntamiento, el problema es la falta de una figura como el jefe de
tenencia, ya que él, aseguran, era quien manejaba todos los asuntos de la
comunidad.

“No sabemos quién va a venir a administrarnos, puede ser que sean de ellos mismos que están pidiendo que cambie, pero ellos no saben cómo se hacen las cosas y nada más van a venir a beneficiarse ellos mismos”, opinó la mujer.


Al final del día 141 votos hicieron la diferencia, los que quieren cambiar
el modo de asignación de recursos ganaron con 701 en contra de 560, lo que
generó euforia y enojo entre los asistentes.

Cuando los consejeros del Instituto Electoral de Michoacán (IEM), órgano
encargado de la consulta, dieron por terminados los trabajos, una mujer que votó por el “no” se enfrentó a un hombre, luego de algunos minutos de
discusión.

La mujer soltó una cachetada y el hombre le respondió con un empujón, lo
que desató una serie de gritos y jaloneos entre los que estaban presentes,
al grado de que varias mujeres ya estaban listas para pelear.

Momentos después, las autoridades comunales y funcionarios del IEM
intervinieron para evitar que el conflicto escalara por lo que los dos
grupos se separaron y cada quién salió de la sede de la consulta sin
mayores altercados.

Los ganadores de la consulta celebraron con varios “sí se pudo” la nueva
forma de recibir el presupuesto de manera directa, por lo que ahora
solamente queda que tanto el IEM como el Gobierno de Nahuatzen validen el ejercicio y el próximo año  comenzarán a recibir los recursos.

“La comunidad ya decidió, el gobierno municipal tuvo muchas oportunidades y las desperdició, ahora nos toca a nosotros manejar nuestros recursos”

concluyó la comunera Irma, entrevistada de nuevo luego de terminar la
consulta.