fbpx

El gatopardismo del PRD y la militancia con AMLO

Nov. 29. 2016. 08:37
  |  
Sergio Lemus Calderón
Sergio Lemus Calderón
Compartir

«Si queremos que todo siga como está, es necesario que todo cambie», exponía el escritor italiano Giuseppe Tomasi di Lampedusa en su libro el Gatopardo y que hoy se acuña la frase en el interior del Partido de la Revolución Democrática (PRD), principalmente a sus cúpulas o dirigentes que prefieren mantenerse bajo la misma institucionalidad de buscar cambiar al país con un proyecto de gobierno de izquierda, pero a la vez no quieren cambiar la estructura de postular a un candidato externo y que el mejor posicionado es Andrés Manuel López Obrador para ganar el 2018.

 

Este fin de semana, el dirigente del partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), Andrés Manuel López Obrador, realizó una gira de trabajo en la que destacó más la militancia del PRD en varios de los municipios. Desde el militante longevo, pasando por regidores, alcaldes, funcionarios municipales de ayuntamientos emanados del negriamarillo, diputados federales y locales, así como fundadores del partido acudieron a escuchar los mítines políticos de López Obrador cuya misión fue pedirles conformar ya la estructura de organización electoral de cara al 2018.

 

La militancia perredista en Michoacán contrasta con los discursos o acuerdos que hacen las cúpulas del partido en no sumarse a una posible alianza con el exjefe de gobierno de la Ciudad de México para los comicios venideros, prefieren querer cambiar el rumbo del país con los mismos políticos que sirven más a intereses del PRI y del PAN.
La militancia vista en los mítines del PRD, sólo pide una cosa, que se les consulte a quien quieren de candidato a la presidencia de la República, principalmente en Michoacán, considera que un candidato externo como AMLO puede hacer una real transformación del país y de sus políticas públicas con dirección opuesta a como se han llevado por el bien de los mexicanos.

 

Hace días apenas, se reunieron los gobernadores del PRD junto con el actual Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, afirmando que el candidato del PRD no sería un externo o ajeno al partido. La militancia ha demandado ya una consulta para que emitan su opinión si están a favor o no de que el candidato de la base social sea por tercera vez consecutiva Andrés Manuel López Obrador.

 

Se suele llamar gatopardista o lampedusiano al político, reformista o revolucionario que cede o reforma una parte de las estructuras para conservar el todo sin que nada cambie realmente, es como se encuentran los dirigentes nacionales del PRD en estar empecinados a que se realicen –en algunos casos alianzas con el PAN- o ir solos a la contienda electoral en dos años, sin ir en alianza con las izquierdas de este país.

 

Los llamados de Carlos Torres Piña y de Antonio García Conejo, presidente y secretario general del PRD en Michoacán, de pedir no acompañar a otros actores políticos a giras o mítines políticos para no confundir a la ciudadanía son únicamente llamados huecos y sin ser tomados en cuenta por una militancia más convencida de que AMLO cuenta con un proyecto de gobierno e ideología definida, además de que los propios perredistas consideran que el “peje” es el único que puede hacer frente a Donald Trump, presidente electo de los Estados Unidos de Norteamérica.

 

Antonio García Conejo afirmó que es necesario que no se confunda a la ciudadanía del proyecto de un dirigente de otro partido al proyecto del PRD. Por su parte, Fidel Calderón Torreblanca, diputado federal, consideró que se acude a los actos por parte de perredistas, incluido él, con la finalidad de estar mejor informados de las acciones a emprender por un actor social como es el licenciado Andrés Manuel López Obrador durante las vísperas del arranque del proceso electoral del 2018.
Calderón consideró que no es traicionar al partido escuchar propuestas de real cambio, porque desde que se firmó el Pacto por México, esos acuerdos solo han beneficiado electoralmente y políticamente al PRI.

 

 

Carlos Torres Piña, así como la presidenta nacional del PRD, reconocen que los estatutos no establecen las expulsiones en caso de apoyar a otros candidatos, aspirantes o partidos políticos en las elecciones o previo a estas mismas. Motivo por el cual no se quiere aceptar que existe un sector mayoritario del PRD que desea nuevamente ver a López Obrador en las boletas y que ahora si sea la tercera la vencida.