fbpx

El Poder y la Fuerza

Mar. 31. 2019. 20:50
  |  
Santiago Roel Rodríguez
Santiago Roel Rodríguez
Compartir

Es ideal ser el gobernante y la oposición al mismo tiempo. Si las cosas van bien soy el gobernante, si las cosas van mal, soy la oposición. Como el dios Jano, el de la doble cara.

Como oposición, puedo culpar a las administraciones pasadas por un breve tiempo. Luego tendré que culpar a otros: Medios de comunicación, conservadores, empresarios, mi propio equipo, a la historia y lo que se agregue en la semana.

Pero la dualidad no puede durar mucho. Tarde que temprano la realidad se impone y la rechifla se manifiesta.

La única manera de mantenerme en ambos papeles es siendo crítico conmigo mismo, con modestia, con honestidad y con afán de servicio. Eso requiere un alto nivel de consciencia y la mayoría de los políticos no lo tienen. El ego los lleva al poder y el ego los separa del poder.

Quien se ubica por encima del nivel 200 (escala de Hawkins) se sintoniza con el Poder: el poder siempre es interno y viene del Ser. Entre más alto mi nivel, más se suman a mi proyecto porque los incluye…o viceversa, logro sintonizarme al de todos.

En el nivel de la paz (+600) por ejemplo, todos caben. (Gandhi, Mandela).

Quien se ubica, por el contrario, abajo del 200, en los niveles del ego (temor, deseo, ira y orgullo) se sintoniza con la Fuerza: el deseo de controlar a otros.

Por eso Hawkins titula su libro “El Poder vs la Fuerza”.