fbpx
La Igualdad y el combate a la pobreza.

La Igualdad y el combate a la pobreza.

Mar. 28. 2019. 12:23
  |  
Santiago Roel Rodríguez
Santiago Roel Rodríguez
Compartir

¿Igualdad ante la ley, sin discriminaciones ni privilegios?

Muy de acuerdo. Es un principio básico del liberalismo. Internacional y de México. Juárez era un liberal.

¿Derechos básicos del liberalismo?

Derecho a la vida, a la propiedad y a la libertad.

¿Están garantizados esos derechos en México?

No.

¿Igualdad material?

Imposible, salvo todos en la miseria y mediante la dictadura y aun ahí, no todos son iguales, hay unos «más iguales que otros».

Los sistemas complejos no generan igualdad de resultados, ni aun con condiciones iniciales idénticas. La evolución genera diversidad y desigualdad.

¿Igualdad de oportunidades?

Tampoco, con una iteración del sistema ya nadie está en igualdad de oportunidades, y ni así, por las desigualdades biológicas iniciales. Cuidado con lo que se desea.

¿Un piso básico para los pobres?

Por supuesto, y si se puede más, más. Es la única manera de incorporarlos a la economía de mercado. Pero mucho ojo con el clientelismo y con la inflación. Ojo también con el monopolio de los maestros.

¿Combatir el capitalismo de compadres?

Indispensable. Adam Smith fue el primero en hacerlo.

¿Cómo se combate la pobreza?

Con la riqueza que el sistema genera, por eso hay que enfocarse a la inversión, a la educación de calidad y al libre mercado. Hace 250 años, en el mundo todos éramos pobres.

¿El gobierno combate la pobreza?

Sí, y la mejor manera de hacerlo es con eficacia y honestidad, y respetando derechos individuales.

¿Puede hacer algo más?

Sí, dirigir el gasto social a los pobres, sin clientelismos y con cuidado para no desequilibrar las finanzas y crear inflación. Los recursos son limitados. ¿Infraestructura? También pero no necesariamente tiene que hacerla el gobierno.

¿De dónde obtiene recursos el gobierno?

De los impuestos que pagamos todos los individuos productivos que generamos riqueza con nuestra libertad (aun limitada).

¿La burocracia es más sabia que el mercado?

No, imposible, la burocracia no tiene capacidad de computar tanta información y sí en cambio, tiene mucha tentación de abusar del poder. Además, la falta de competencia la ciega y no entiende quién es el cliente y cómo satisfacerlo.