fbpx
“Falta de seriedad” de Silvano Aureoles obliga presionar más: CNTE

“Falta de seriedad” de Silvano Aureoles obliga presionar más: CNTE

Ene. 16. 2019. 16:52
  |  
Rodrigo Caballero Díaz
Rodrigo Caballero Díaz

Morelia.- La “falta de seriedad” del gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, obliga a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) a aumentar la presión con más movilizaciones.

Así lo informó el líder de la Sección 18 en Michoacán, Víctor Manuel Zavala Hurtado, durante el tercer día de la Jornada de Lucha de la CNTE en protesta por la falta de pagos de salarios y prestaciones que exigen desde 2017.

El líder de la CNTE dijo que actualmente entre el 90 y 100 por ciento de las escuelas de Michoacán ya se sumaron al paro, pero la actitud del gobernador en torno a la problemática los orilla a realizar movilizaciones.

Aunque no detalló cómo aumentarán la presión para el Gobierno de Michoacán, Zavala Hurtado no descartó medidas como marchas, toma de carreteras y cierre de vías férreas, acciones que en el pasado han puesto en jaque a la administración silvanista.

Hasta el momento no ha habido un acercamiento formal entre Silvano Aureoles y los maestros democráticos, luego de que el mandatario se deslindó en noviembre pasado de la nómina magisterial de educación básica y escuelas normales.

Desde que le regresó la nómina educativa a la federación, el gobernador también se lavó las manos en el tema educativo y, aunque en el discurso ha mantenido un firme apoyo a los maestros, en la realidad no ha tendido ningún puente de comunicación con este gremio.

Luego de aplicar la política del ex presidente Vicente Fox del famoso “y yo por qué”, Aureoles Conejo se negó a pagar las últimas dos quincenas de 2018 y la primera de 2019 a los maestros de la nómina estatal, a pesar de que formalmente no se ha reconocido este cambio por parte del Gobierno Federal y apenas se trabaja en un nuevo acuerdo educativo.

Sin embargo, no se trata únicamente de los salarios pendientes, la CNTE también reclama bonos y prestaciones que están pendientes de pago mucho antes de que el Gobierno de Michoacán tirara la toalla y regresara la nómina a la federación.

Entre los pagos que les deben a los profesores están los sueldos de cientos de maestros eventuales, la prima vacacional y el descuento del Impuesto Sobre la Renta (ISR) que les quitaron del aguinaldo de 2017 y 2018.

También faltan recursos de operación para los Centros de Desarrollo Infantil (Cendis), las casas-escuela, los albergues y en general para los programas asistenciales que opera la Secretaría de Educación en el Estado (SEE).

Todo esto suma alrededor de 7 mil millones de pesos que el Gobierno de Michoacán y el Gobierno Federal no han liquidado, sin embargo, con este último ya hay abierta una mesa de negociaciones mientras que el de Silvano Aureoles sigue sin responder a sus demandas.

Compartir: