fbpx

Silvano Aureoles abrió la puerta a violaciones de Derechos Humanos

Abr. 23. 2020. 18:26
  |  
Rodrigo Caballero Díaz
Rodrigo Caballero Díaz

Morelia.- El decreto por el que se declara el aislamiento obligatorio ante la pandemia del virus SARS-COV2 (COVID-19) que publicó el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, abre la puerta a graves violaciones de derechos humanos.

Así lo denunciaron La Red Solidaria de Derechos Humanos y la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos “Todos los Derechos para Todas y Todos” (Red TDT) a través de un posicionamiento público.

“Consideramos que éstas contravienen derechos humanos reconocidos en la Constitución Federal, además de promover actos de coerción para sembrar miedo, justificándose en una política pública de cuidado”.

“En Michoacán que tiene altos índices de impunidad, debe evitarse a toda costa generar situaciones en las que se corra el riesgo de que la autoridad realice detenciones arbitrarias, sin el respeto a garantías básicas que permitan a las personas asegurar sus derechos y acceder a un debido proceso”, señalaron.

Los defensores de derechos humanos además recalcaron que debe advertirse la falta de información sobre los sitios específicos en los que se encuentran los denominados Centros de Confinamiento, así como de las condiciones reales de su infraestructura.

En documento firmado por 86 organizaciones en 23 estados de la República Mexicana, los defensores de derechos humanos expresan su preocupación por el precedente que siembra el gobernador michoacano al exceder sus facultades legales.

“Es competencia exclusiva del Presidente de la República – con la aprobación del Congreso de la Unión – restringir o suspender el ejercicio de los derechos y las garantías constitucionales; por lo que resulta inconstitucional que el gobierno estatal pretenda restringir derechos humanos”.

“Exigimos al gobernador Silvano Aureoles que se conduzca dentro del marco de sus atribuciones y respete los derechos humanos”, apunta el documento publicado este jueves 23 de abril de 2020.

Pueblos indígenas, los más afectados

Los defensores de derechos humanos señalaron que uno de los grupos más vulnerables son los pueblos originarios, puesto que la autoridad encargada de hacer válido el decreto es la misma que han acusado de violaciones de sus garantías.

“Estas medidas suponen grave riesgo para pueblos originarios, que han denunciado constantes agresiones por parte del gobierno estatal, de manera particular las perpetradas por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de Michoacán”, apunta el documento.

De acuerdo con el comunicado el Plan alimentario para proteger a los más vulnerables no tiene garantías de equidad en su implementación y las autoridades encargadas de llevarlo a cabo cuentan con acusaciones graves de violaciones de derechos humanos.

Además remarcaron que este tipo de medidas deben, por ley, ser consultadas en las comunidades indígenas, por lo que también violan el derecho a la autodeterminación de los pueblos originarios.

“Otro elemento preocupante y fuera de lugar en el anuncio de las medidas es la asignación de las fuerzas de seguridad pública estatales para cumplir con lo establecido en el Plan alimentario, el reparto de apoyos económicos y despensas, a la vez que se les otorga la facultad de coercionar a la población para el cumplimiento de lo dispuesto en el decreto”.

Los defensores de derechos humanos temen que el Plan Alimentario sea particularmente desigual con comunidades indígenas que han promovido su libre determinación, lo que ha provocado confrontación directa con los gobiernos municipales y el de Silvano Aureoles.

Los organismos de derechos humanos hicieron un llamado al gobierno del estado para que garantice la máxima protección de la población, especialmente de los pueblos originarios que han denunciado la sistemática violación de sus derechos por el poder ejecutivo y las fuerzas de seguridad pública de nuestro estado.

Compartir: