fbpx
Tras año y medio nombran comisionado de búsqueda en Michoacán

Tras año y medio nombran comisionado de búsqueda en Michoacán

Jun. 19. 2019. 15:34
  |  
Rodrigo Caballero Díaz
Rodrigo Caballero Díaz
Compartir

Morelia.- Luego de un año y medio de tardanza, la Secretaría de Gobierno nombró como titular de la Comisión de Búsqueda de Personas Desaparecidas en Michoacán a Marco Antonio Hernández Zaragoza.

A través de un boletín se dio a conocer que Marco Antonio Hernández será el encargado de hacer cumplir la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, Desaparición Cometida por Particulares y del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas.

Este nombramiento tuvo que haberse dado a más tardar 90 días después de que esta ley entró en vigor, el 17 de noviembre de 2017, sin embargo, el Gobierno de Michoacán tardó 18 meses en homologarla.

A pesar de la tardanza, el titular de la Secretaría de Gobierno en la entidad aseguró que se está poniendo mucha atención en este tipo de problemáticas para combatir la desaparición forzada.

“Como Gobierno del Estado hemos puesto especial énfasis en el respeto y promoción de los derechos humanos y los derechos de la víctimas; con este acto estamos dando un paso importante para atender este flagelo”, dijo el secretario de gobierno, Carlos Herrera Tello.

El nuevo comisionado es Licenciado en Derecho por la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, además de que fundó la primera Comisión de Derechos Humanos A. C en la entidad, y se desempeñó como director de Atención de Primer Contacto en la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas.

Además de haber sido subdirector de Cultura por la no Discriminación y no violencia del Consejo Estatal para Prevenir y Eliminar la Discriminación y la Violencia.

Ahora ocupa el cargo de la recién creada Comisión de Búsqueda de Personas Desaparecidas, un organismo que tardó un año y medio en ver la luz, por falta de condiciones de la Secretaría de Gobierno y de la Secretaría de Finanzas de Michoacán.

Presión de las familias

La Comisión de Búsqueda en Michoacán requirió para su creación de una constante presión de los colectivos de familiares de víctimas de desaparición forzada en la entidad y que se necesitaron dos caravanas de búsqueda en menos de seis meses para poner el tema en la agenda política.

En noviembre de 2018, un año después de que se publicó Ley General en Materia de Desaparición Forzada, arrancó en Michoacán la Cuarta Caravana Internacional de Búsqueda con el apoyo de colectivos de todo México que metieron presión al Gobierno de Michoacán para desempolvar el tema olvidado entre los pendientes.

La Cuarta Caravana visitó los municipios de Tacámbaro, Lázaro Cárdenas, Apatzingán, Uruapan, La Piedad y Zamora, en donde se dio a la tarea de revisar cárceles y archivos de la Secretaría de Salud en búsqueda de sus desaparecidos.

Al momento el Poder Ejecutivo se comprometió ante las familias a crear la Comisión de Búsqueda, muy a pesar de que todavía no se iniciaban las acciones necesarias para garantizar que este organismo tuviera los requerimientos mínimos para funcionar de manera adecuada.

El discurso del “ya merito” duró otros seis meses más hasta el arranque de la Quinta Caravana de Búsqueda de Personas, cuando la directora de la Unidad de Derechos Humanos del Gobierno de Michoacán, Karla Sánchez Hernández, dijo que está a punto de terminar el decreto para la creación de la Comisión de Búsqueda.

Esta vez sí se tenía un avance, de acuerdo con la funcionaria, quien aseguró que sólo estaban pendientes las negociaciones con la Secretaría de Finanzas y Administración (SFA) a fin de darle presupuesto a este nuevo organismo desconcentrado.

La presión fue más fuerte durante esta nueva caravana, ya que no solamente se hizo búsqueda en vida sino que por primera vez los familiares destaparon una fosa clandestina en la que se encontraron 43 restos óseos, a pesar de que ya había sido revisada años atrás por la extinta Procuraduría del Estado.

Esta fue una de las presiones que ejercieron cientos de familiares de víctimas de desaparición forzada, quienes siguen pugnando porque la nueva Comisión de Búsqueda cumpla con los objetivos para los que fue creada y no se convierta en un “elefante blanco” que no tenga los resultados adecuados.