fbpx
Fiesta de protestas en la visita de AMLO

Fiesta de protestas en la visita de AMLO

Ene. 03. 2019. 23:59
  |  
Rodrigo Caballero Díaz
Rodrigo Caballero Díaz

Morelia.- Un ¡Muera Silvano! era contestado inmediatamente con un ¡Viva Silvano! durante la fiesta de las protestas que se hicieron presentes afuera del antiguo Palacio Federal en el Centro Histórico de la ciudad de Morelia.

Manifestantes acudieron a repudiar y a alabar al gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, los primeros lo acusaban de fraude y exigían una auditoría en su contra por los “millones de pesos que se robó”.

Los segundos no decían porque pero le agradecían el desarrollo, por lo que gritaban consignas como ¡Silvano, amigo, el pueblo está contigo! lo que desataba rechiflas por parte del grupo antagónico.

Entre los que acudieron a apoyar a Silvano estaban mezclados trabajadores del gobierno estatal y uno que otro miembro del Partido de la Revolución Democrática (PRD) que apareció desbalagado entre la multitud.

Quienes acudieron a acusar a Silvano Aureoles de asesino y ratero estaban conformados por organizaciones allegadas a Morena, el partido que llegó al poder de la Presidencia de México de la mano de Andrés Manuel López Obrador.

Cada grupo traía sus propias consignas pero a veces se complementaban: uno comenzaba a gritar ¡Silvano! ¡Silvano! ¡Silvano! y los otros le agregaban ¡ratero! ¡ratero! ¡ratero! para que pareciera que pertenecían al mismo bando.

“Silvano, páganos nuestro salario, atentamente el magisterio de Michoacán”

Se leía en otra de las pancartas en reclamo por la falta de pagos de sueldos y aguinaldos que apenas una hora antes había liberado el Gobierno Federal.

Los insultos no se dejaron esperar hasta llegar a las mentadas de madre en contra del gobernador michoacano, quien estaba adentro del edificio de correos durante la instalación de las oficinas centrales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Michoacán, como parte del programa de descentralización.

Otros que llegaron a protestar contra el gobernador fueron miembros del Consejo Ciudadano Indígena de Nahuatzen, quienes arribaron para exigir la libertad de tres comuneros detenidos por la Policía Michoacán.

En contra de López Obrador no hubo consignas pero sí hubo protestas por parte de los trabajadores del Sistema de Administración Tributaria (SAT) quienes acusaron al presidente de México de despidos injustificados contra sus compañeros en Veracruz, Guanajuato, Tabasco y Oaxaca.

“¿Esta es la 4ª Transformación señor presidente?”

Cuestionaban los empleados del SAT, quienes se dijeron desprotegidos en caso de que se sigan despidiendo a los trabajadores federales durante el mandato de Obrador.

Otra protesta era la de las educadoras de las instancias infantiles,
quienes reclaman por el recorte a este rubro que hizo el Gobierno Federal en el presupuesto 2019, lo que impedirá que nuevos espacios se abran en el país.

Aquí tampoco hubo consignas contra el presidente, hubo canciones de cuna y dinámicas para niños acompañadas de juegos de palabras y cantos y risas, las mentadas no eran lenguaje de las educadoras de niños.

Los insultos no eran directamente para López Obrador, eran más bien para sus seguidores, acusados de zombies, chairos y acarreados, pero para el presidente no había mentadas sólo reclamos, gritos y exigencias durante la fiesta de las protestas.

Compartir: