fbpx
Miles de familias de tierra caliente afectadas por desaparición del programa PESA: Octavio Ocampo

Miles de familias de tierra caliente afectadas por desaparición del programa PESA: Octavio Ocampo

Abr. 04. 2019. 06:50
  |  
Idi Media Publicaciones
Idi Media Publicaciones
Compartir

Como un retroceso calificó el diputado Octavio Ocampo Córdova, integrante del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, la desaparición del programa Estratégico para la Seguridad Alimentaria (PESA), con el cual se impulsaba la producción agropecuaria y se beneficiaba a miles de familias, así también se apoyaba en generar mayor seguridad alimentaria y disminuir la pobreza.

Durante una gira de trabajo por el municipio de Carácuaro, en la que estuvieron presentes la presidenta municipal Ely Garduño, el Jefe Regional del Gobierno del Estado, Pablo Varona y autoridades de la Secretaría de Desarrollo Rural y Agroalimentaria del Gobierno del Estado, el legislador lamentó que también se determinara sacrificar el Ramo 33, en donde se destinaban recursos para proyectos de desarrollo regional.

Al asistir como testigo a la entrega de recursos que hizo la Secretaría de Desarrollo Rural, en donde se hicieron entrega de más de 4.5 millones de pesos del programa PESA, correspondientes al año anterior, se anunció que ya no se contará con este esquema de apoyos, el diputado dijo que este programa tenía el objetivo de combatir la pobreza en el campo con capacitación, asistencia técnica, desarrollo de proyectos, producción, comercialización entre otros.

“Michoacán es reconocido por su gran vocación agrícola, referente nacional, ante lo que resulta grave que se afecte al estado en el impulso de acciones para fortalecer a este sector clave para el desarrollo, del cual dependen miles de familias”.

Con la entrega de los últimos apoyos del programa PESA, se beneficiaron a más de 250 familias de varias comunidades de los municipios de Carácuaro y Nocupétaro, a quienes se les hizo entrega de acciones para que mejoraran la producción de frutales, para la puesta en marcha de un módulo para el crecimiento de producción de maíz, así como también para infraestructura y equipamiento que se utilizará en la producción de hortalizas, entre otros.

Con la desaparición de dichos programas, Octavio Ocampo, señaló que los principales afectados son los trabajadores del campo, por lo que manifestó su compromiso de impulsar acciones de manera coordinada con los presidentes municipales para buscar los esquemas que contribuyan a generar desarrollo en la población.

En el caso del programa PESA en Michoacán y en la región de Tierra Caliente se habían logrado beneficiar miles de familias, en su mayoría mujeres, con lo que se abonaba a la inclusión y se fortalecía la economía de su familiar.

Recordó que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura había calificado al programa PESA como ejemplo internacional de una política pública de seguridad alimentaria y desarrollo rural.

Por lo anterior, lamentó que el Gobierno Federal determinara cancelar este programa que tiene como finalidad incluir productivamente a familias rurales en acciones integrales, mediante esquemas productivos y de desarrollo humano, generando bienestar en los ciudadanos, gracias a las herramientas se beneficiaba a los pequeños productores.

En el país, subrayó, no se deben escatimar esfuerzos en el impulso de políticas públicas que atiendan la pobreza y generen seguridad alimentaria, brindado a los ciudadanos capacitación y apoyos para que mejoren sus condiciones de vida.

Refirió que en la región que representa, afecta gravemente la desaparición de apoyos como lo es el programa PESA, con el que se ayudaba a los campesinos. “Con estas determinaciones se vulnera a miles de familias, se debería priorizar estos apoyos que van encaminados a mejorar la condiciones de vida de la población”.

PESA era una estrategia para promover y acelerar el desarrollo rural de las zonas marginadas, con el propósito de lograr su seguridad alimentaria y el incremento en el ingreso, a través de herramientas e implementos agrícolas que se otorgaban a las familias para que desempeñaran su trabajo en mejores condiciones.

Octavio Ocampo dijo “un elemento básico para los seres humanos es el alimento y hoy con la desaparición de este programa se afecta a los ciudadanos y también a las autoridades locales y estatales que tendrán que buscar mecanismos para apoyar a la gente, a pesar que es la federación la que cuenta con mayores recursos”.

Por lo anterior, manifestó su respaldo para apoyar a las familias en la gestión de recursos e impulsos de proyectos que contribuyan a que tengan una mejor calidad de vida y mitigar las afectaciones que están padeciendo ante la ausencia de recursos federales que se destinaban mediante distintos programas que en este gobierno desaparecieron.