fbpx

El Gran Saltapatrás político.

Oct. 03. 2019. 18:38
  |  
Santiago Roel Rodríguez
Santiago Roel Rodríguez
Compartir

«Cuando una persona de cruza (sic) con otra de otra raza (sic), la prole lleva las características de ambos pero se va perdiendo con el predominio de una de ellas hasta que después de unas tres o cuatro generaciones vuelve aflorar las características de la otra. A ese ser le llaman Saltapatrás

Diccionariolibre.com

Todo esto viene del sistema de «castas» de la colonia y sí, es un término despectivo.

Pues bien, creo que estamos presenciando un «saltapatrás» político en México con Morena; nos quieren regresar al sistema político de los 70´s, corregido y aumentado:

  • Más gobierno, menos sociedad. 
  • Control gubernamental de la economía.
  • Hostigamiento a los empresarios y la libertad económica. 
  • Hostigamiento a los críticos del régimen.
  • Simulación de democracia y rendición de cuentas.
  • Apuesta al petróleo como motor de la economía.
  • Control de medios.
  • Represión.
  • Dirección «moral» por parte del gobierno a la sociedad.
  • Tratamiento del ciudadano como un menor de edad.
  • Poder político a los amigos del régimen:  sindicatos afiliados.
  • Propaganda política.
  • Liderazgo supremo del Presidente.
  • Centralización del poder.
  • Guerra frontal a la oposición.
  • Sumisión a los EUA pero discurso de izquierda.
  • Discurso de libertad, pero práctica de restricción.
  • Afán de control social.
  • Alianza con iglesias y religiones, siempre y cuando se alineen a la estrategia política.
  • Movilización y acarreo de masas.
  • Aplaudidores del régimen y simulación de libertad de prensa.
  • Alianza con el ejército. 
  • Corrupción para cuates y fiscalización para enemigos. 
  • Aislamiento internacional y rollo revolucionario.
  • Cuotas de poder.
  • Mitos y liturgias de poder.

Y un largo etcétera muy peligroso.


Todo esto ya lo vivimos en los años 70 con el viejo PRI.

A partir de los 80, se fueron gestando mestizos con mayor o menor modernidad y participación social: El nuevo PRI, el PRD, el nuevo PAN, la reformas estructurales que propusieron el PRD, el PAN y el PRI y que llevó acabó la administración anterior…etc.

Esos mestizajes también tenían  mayores o menores grados de ADN de sociedad civil, sociedad crítica, crecimiento económico, medios independientes, minorías, competencia internacional y competencia política. 

Hoy sin embargo, MORENA parece ser un gran saltapatrás genético que pretende gobernar sobre una sociedad del siglo XXI mezclada con sociedad del siglo XX y una pequeña parte que -como dice Macario Schettino– aun vive en el siglo XVII (del paralelo 20 hacia el sur).

La familia social está en shock y se dividen con el engendro, unos aplauden, otros lo aborrecen.

Los especialistas lo observan con cuidado:

  • Es retro: adora el pasado.   
  • Es sociópata: divide, hostiga y simula; es controlador, agresivo y no respeta leyes. No logra empatía, la simula.
  • Es narciso.
  • Es sordo y terco. 
  • Se junta con vagos y malandrines.
  • Tiene complejo de superioridad.
  • Es senil.
  • Es arrogante.
  • Es mitómano. 
  • Es nini.
  • Es sumiso con los poderosos y violento con los débiles.
  • Culpa a todos y no se responsabiliza de nada. 

Y ahí están las tías que le aplauden todo, la madre que lo ve con amor incondicional, el padre ausente que anda de juerga, la novia progre, los cuates de la cantina que se ríen de sus ocurrencias, las primas que huyen de sus intentos amorosos y el barrio que le tolera los insultos. 

«Dénle chanza, va empezando.»

«No la ha tenido fácil, ya irá aprendiendo.» 

«En el fondo no es malo, tiene buen corazón».

«Es muy amiguero».

«Sus abuelos tienen la culpa».

«Déjenlo trabajar.»

«Es muy devoto.»

En fin, aquí seguimos, saltando para atrás mientras el mundo salta para adelante.

Santiago Roel.

Santiago Roel R. es director de Semáforo Delictivo , un proyecto social ciudadano para la paz en México. Se alimenta de denuncias ciudadanas valientes y de esfuerzos de transparencia de autoridades responsables. Promueve el buen gobierno mediante la presión ciudadana organizada e informada.