fbpx

Involucran a Carlos Gómez Arrieta en tortura de detenidos del caso Ayotzinapa

Jun. 22. 2019. 09:16
  |  
Rodrigo Caballero Díaz
Rodrigo Caballero Díaz
Compartir

Morelia.- El subsecretario de Seguridad Pública de Michoacán, Carlos Gómez Arrieta, salió involucrado en la tortura de al menos uno de los detenidos del caso Ayotzinapa, de acuerdo con material difundido por el diario El País de España.

En un video difundido por este medio se escucha la voz del actual subsecretario de Michoacán conduciendo el interrogatorio a uno de los detenidos al que le colocan una bolsa de plástico en la cabeza para obligarlo a dar declaraciones en torno al caso.

En el material se puede ver a una persona identificada como Carlos Canto con cinta canela en los ojos siendo interrogada por un oficial de policía al que no se logra identificar visualmente pero que un peritaje determinó que se trata del actual subsecretario de Michoacán.

Al final del video de apenas un minuto con 10 segundos, Gómez Arrieta le exige saber dónde están las casas a donde supuestamente se llevaron a los estudiantes normalistas de Ayotzinapa y cuando dice no saber ordena que le pongan una bolsa de plástico en la cabeza para asfixiarlo, además de que se ve cómo un oficial se acerca con una botella de agua para cortarle la respiración.

Gómez Arrieta se desempeñaba en el 2014 como mando de la Policía Federal y es acusado de haber participado en la tortura de detenidos que sirvió para respaldar la “verdad histórica” promovida por el ex procurador de justicia, Jesús Murillo Karam.

Este video comprobaría que al menos un interrogatorio de los 23 que se llevaron a cabo en las pesquisas se hizo violando los derechos humanos de los detenidos y se obtuvo información bajo coacción, lo que atenta contra tratados internacionales firmados por México.

En total fueron 129 personas detenidas en relación con la desaparición de los estudiantes de la Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”;  de las cuales la Organización de las Naciones Unidas informó que al menos 63 habrían sufrido maltratos o tortura.