fbpx

Problemas de Seguridad Pública en Michoacán: Parte 2, el Análisis

Sep. 09. 2016. 17:44
  |  
Redacción IDI Media
Redacción IDI Media
Compartir

Problemas de Seguridad Pública en Michoacán, segunda entrega correspondiente al análisis de información que de manera inteligente IDIMedia.com publica para nuestros lectores disruptivos

 

Problemas de Seguridad Pública en Michoacán, Parte 2, El Análisis

 

La seguridad nacional y la seguridad interior han constituido ejes fundamentales en la nueva agenda política del renovado Estado mexicano, cuya prioridad consistió en la garantía, promoción y defensa irrestricta de los derechos humanos y las garantías individuales así como en la redefinición de la soberanía nacional sobre un pacto social innovado. Aun y cuando el empoderamiento sobre la sociedad ha procurado reducir sobre algunas minorías vulnerables los efectos de la pobreza, la violencia, la inseguridad y la desigualdad, productos del subdesarrollo, el Estado mexicano se ha encontrado limitado en sus funciones para definir una estrategia de seguridad pública que no implique el uso de recursos coercitivos sin incurrir en un monopolio de la fuerza y la agresión.

 

El sur geográfico del territorio mexicano, Michoacán de Ocampo, Guerrero, Oaxaca y Chiapas, padece un atraso económico, político y social que tiende a generalizar los casos particulares de subdesarrollo en cada uno de dichos estados. Es patente en dichos estados un ascenso vertiginoso de la inseguridad y la violencia que parte de una dinámica social, cuyos agentes pertenecen a la esfera estatal, tales como los cuerpos de seguridad pública de los tres niveles de gobierno, la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) y la Secretaría de Marina (SEMAR); a la esfera de la delincuencia organizada, tales como cárteles de narcotráfico, mercenarios, traficantes de armas, trata de blancas, el hampa, etc., y; a la esfera de la sociedad civil organizada específicamente en autodefensas, policías comunitarias y grupos insurgentes armados de tendencia guerrillera.

 

En los niveles de gobierno respectivos se han ensayado e implementado estrategias de seguridad pública con diferentes “niveles” de aprobación por parte de la sociedad[1]. La legitimidad construida alrededor de las políticas públicas de seguridad estriba, en gran parte, en el consenso edificado por los medios de comunicación como “logros” o frutos de la coordinación entre las instancias respectivas de seguridad e inteligencia, junto a la participación de los gobiernos municipales y estatales, en la detención de blancos estratégicos (capos, líderes, etc.). La ilegalidad emanada, tanto de la violación de los derechos humanos debilita y deteriora la viabilidad estratégica del Estado mexicano cuestionando su capacidad soberana de garantizar con suficiencia la seguridad pública necesaria para fomentar e impulsar el desarrollo económico y social nacional y el bienestar individual de los ciudadanos mexicanos[2].

 

Los compromisos signados y adquiridos por las últimas dos administraciones federales han enfocado técnicamente recursos humanos y materiales en el combate contra lo que representa el motor de la delincuencia y el crimen organizado, el Narcotráfico. La estrategia de seguridad del Estado mexicano ha sido sincronizada con la agenda política de seguridad de los Estados Unidos (EE.UU.), a partir de la administración del ex presidente Felipe Calderón Hinojosa, con la firma de la Carta de Acuerdo sobre la Iniciativa Mérida. El inicio operativo del Plan Mérida puede establecerse de manera simbólica el 12 de diciembre de 2006, cuando por órdenes del ex presidente Felipe Calderón fueron enviadas 6,500 tropas a Michoacán para retomar el control territorial bajo el dominio de los cárteles del narcotráfico[3]. A dos años del simbólico inicio de la estrategia de seguridad pública, el número de casos de criminalidad en el país presenta una radiografía de la distribución de delitos de fuero común con el estado de Michoacán dentro de las primeras 10 entidades con más incidencia de estas.

 

Problemas de la Seguridad Pública en Michoacán

 

El total de delitos a nivel nacional se concentran fundamentalmente en las primeras cuatro posiciones, siendo el estado de Michoacán de Ocampo el octavo lugar, casi con mil delitos arriba de la media nacional. Esto proporciona un primer diagnóstico después de dos años del inicio del Plan Mérida y con escasa información por tipo de delito anterior al año 2009 por parte del INEGI. No obstante, aproximadamente 99% de los tipos de delitos de fuero común cometidos durante el año 2009 corresponden sólo a 9 tipificaciones, de las cuales robo, golpes/lesiones y daño a bienes ajenos representan el 81% de los delitos con más concurrencia, mientras que homicidio y violación constituyen apenas un 11%.

 

La proporción estructural de los delitos de fuero común durante un período observado de cuatro años, 2009 – 2012, tuvo movimientos poco significativos entre los principales renglones delictivos. Esto implica que para los delitos con mayor incidencia tales como robo, golpes/lesiones y daño a los bienes ocuparon la mayor proporción con respecto al total, esto es, en promedio, cerca del 80% durante los cuatro años mencionados.

 

diapositiva2

 

Situación similar comportó la proporción de homicidios con relación a los delitos con más prevalencia, durante el período de estudio. El promedio para los cuatro años observados fue cercano al 11%, relación que corresponde débilmente con la cobertura mediática hecha en torno al aumento de violencia e inseguridad en el estado Michoacán de Ocampo. Un caso más observado en las Estadísticas Judiciales en Materia Penal es la ausencia de tipificación en nuevas modalidades de criminalidad, como la coerción o coacción por el cobro de derecho de piso a los propietarios de bienes inmuebles en zonas urbanas o en el caso de empresarios agropecuarios que son “obligados a pagar altas cuotas para trabajar”.

 

Problemas de la Seguridad Pública en Michoacán

 

 

El cambio suscitado a través de los cuatro años en la posición del estado de Michoacán con respecto a otras entidades en cuanto a delitos de fuero común permaneció ligeramente decreciente con una disminución notable durante el año 2012. El revés en esta última observación, en la que la cantidad de delitos en el estado de Michoacán se sitúan por debajo del promedio de las entidades luego de ser aproximadamente iguales en 2011, pudiera derivar una conclusión promisoria sobre una caída de la incidencia delictiva en el estado así como una tendencia a estabilizarse en la media nacional.

 

Problemas de la Seguridad Pública en Michoacán

 

No obstante, esto difiere notablemente de la dinámica observada durante los años 2009 – 2012 y sus implicaciones en la estructura federal de los delitos registrados. Si bien el cambio apreciado de la media nacional parece estabilizarse a partir del año 2011, los movimientos suscitados en los primeros cuatro estados con mayor incidencia delictiva muestra cambios en los que algunas entidades muestran incrementos, como en el caso de la Ciudad de México y Jalisco, mientras que otros, como Tamaulipas y Baja California, experimentan reducciones en los delitos de fuero común registrados.

 

Problemas de la Seguridad Pública en Michoacán

 

 

Al término del sexenio de Felipe Calderón Hinojosa el diagnóstico de delitos de fuero común presentó una distribución similar a la analizada durante el año 2009 en la que los cuatro estados con mayor incidencia delictiva sesgaban el análisis conjunto con relación a las entidades con menor prevalencia de delitos, cuya participación en el total de los registros nacionales en materia criminal fue cercano a 39%. Así, en el año 2012 el Distrito federal, Jalisco, el Edo de México y Baja California ocuparon los primeros lugares en delitos de fuero común, mientras que Michoacán de Ocampo se posicionó en el puesto 15, tres lugares debajo de la media nacional, con una diferencia aproximada de 700 delitos.

 

Problemas de la Seguridad Pública en Michoacán

 

En consecuencia, es destacable la percepción que los ciudadanos michoacanos mostraron respecto a los fenómenos de inseguridad y violencia. Tomando como representativa a la población tanto nacional como de Michoacán, la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública estimó para los años 2011 – 2015 la proporción de ciudadanos que han percibido desde su entorno inmediato, como su colonia o localidad, hasta la noción subjetiva que le representan las condiciones de su estado.

 

Problemas de la Seguridad Pública en Michoacán

 

Es importante subrayar como en el caso nacional como en el de Michoacán, las personas encuestadas perciben como más seguro su entorno inmediato, en tanto que a medida que su noción evalúa las condiciones de seguridad en su municipio y entidad federativa, estas le parecen como menos seguras.

 

Problemas de la Seguridad Pública en Michoacán

 

Sin posibilidad de establecer una relación empírica entre la percepción subjetiva de las personas de acuerdo a lo observado en los datos, en los que a medida que su entorno es menos inmediato, cercano y conocido menor es la seguridad que perciben en él, por una parte, y, por otra, en las estructuras organizativas construidas por los mismos habitantes en aras de mantener y conservar tanto un ordenamiento moral de sus hábitos y costumbres, es posible derivar reflexiones sobre la posibilidad de afianzar una cultura de legalidad sustentada en la utilidad y el conocimiento que los ciudadanos ostentan y poseen respecto a las problemáticas prevalecientes y subyacentes de su entorno.

 

Problemas de la Seguridad Pública en Michoacán

 

Lo anterior implica desarrollar una estrategia de inclusión democrática y participación ciudadana que vincule el conocimiento formado por las personas sobre los problemas y sus factores de su entorno, la experticia en la gestión de aquellos junto a los mecanismos de innovación, así como a la creación de recursos humanos y materiales para la resolución de tales problemáticas. Esto potenciaría los resultados y beneficios de las políticas públicas en materia de seguridad, una vez que al incorporar la estructura institucional creada por las personas para la resolución y gestión de sus problemas en materia de seguridad, podrían crearse módulos ciudadanos autogestivos y concejales que significarían una economía de recursos públicos orientados de manera equivocada y paternalista mediante programas sociales. De esta forma no sólo se buscaría reducir la incidencia delictiva, sino además revertir la tendencia aciaga de los indicadores de percepción de seguridad pública.

 

Problemas de la Seguridad Pública en Michoacán

 

Al año 2015 la percepción de inseguridad de los habitantes de Michoacán de Ocampo preservaba el carácter antes mencionado sobre la relación positiva existente entre la noción de seguridad que preservan las personas de acuerdo a lo inmediato, cercano y conocido que representa el lugar en donde se desenvuelven cotidianamente. El espacio con mayor percepción de seguridad es su casa, en el cual cerca de 80% declaró percibirla como segura en tanto que aproximadamente 20% respondió lo contrario, de acuerdo con la ENVIPE 2015. Semejante apreciación tuvieron los renglones de trabajo y escuela, en los que más de las dos terceras partes declararon sentirse seguros. No obstante, alrededor del 32.5% y 26% de las personas encuestadas declararon sentirse seguras en un banco y un cajero automático. Dichas proporciones variaron de manera poco significativa durante el período 2011 – 2015.

 

En cuanto a las expectativas generadas en relación con el mejoramiento o el empeoramiento de la incidencia de delitos es importante señalar un comportamiento similar entre aquellas que se refieren a la situación estatal y a las de un ámbito local o por colonia. Al año 2015, la percepción sobre un entorno favorable en el estado de Michoacán apenas era menor que las expectativas de empeoramiento de la incidencia delictiva. Asimismo, la prevalencia de una percepción negativa fue mucho mayor que la expectativa de permanencia en condiciones aceptables de la incidencia delictiva, representando cerca de tres veces tal apreciación.

 

Problemas de la Seguridad Pública en Michoacán

 

 

Más optimista fue la percepción por localidad y colonia en el estado de  Michoacán. En el mismo año, las expectativas de mejora superaron ampliamente a aquellas de empeoramiento. Casi 26 personas de cada 100 aseguraron que las condiciones de seguridad mejorarán, en tanto que cerca de 19 personas por cada cien declararon que la incidencia delictiva empeorará. Del mismo modo la brecha entre quienes esperan que las condiciones de seguridad continúen bien o mal es estrecha, con lo que 24 y cerca de 29 personas de cada 100 esperan que las condiciones de seguridad sigan igual de bien e igual de mal respectivamente.

 

Problemas de la Seguridad Pública en Michoacán

 

Lo anterior conlleva al análisis de los determinantes subjetivos de la inseguridad, esto es, a los factores que las personas consideran como determinantes de los fenómenos como delincuencia, violencia e inseguridad. En el año 2015, a nivel nacional la apreciación subjetiva de la causalidad del delito ponderaba que tanto el desempleo, la pobreza, la corrupción y la droga eran los principales factores, con más de la tercera parte del total, de incidencia delictiva e inseguridad. Es notable que las personas encuestadas percibieran que la educación desempeña un papel poco determinante en la prevalencia de inseguridad, así como la estructura familiar y la existencia de un conjunto de valores morales.

 

Problemas de la Seguridad Pública en Michoacán

 

En el caso de Michoacán, la relación determinante de los factores con mayor ponderación que se estimaron a nivel nacional, prevaleció esta vez con casi la mitad de los encuestados que aseguraron que tanto el desempleo como la pobreza son causales a la inseguridad.

 

Problemas de la Seguridad Pública en Michoacán

 

Consecuentemente, dados los factores preponderantes de la inseguridad es pertinente su comparación son datos duros pertenecientes a las estadísticas de la ENVIPE, las cuales, durante el período de análisis 2011 – 2015, comportaron estructuralmente pocos cambios significativos. La información perteneciente al nivel de victimización destaca la baja incidencia delictiva declarada en el estado de Michoacán, en el que solamente se registraron cerca de 23 personas fueron víctimas de un delito por cada 100 habitantes, esto corresponde al total de delitos de la entidad entre el número de habitantes.

 

Problemas de la Seguridad Pública en Michoacán

 

Paradójicamente, el estado de Michoacán de Ocampo ostenta una posición relativamente baja si se le compara por su actual problemática de inseguridad con entidades que no conforman los bastiones de cárteles del narcotráfico. Es interesante observar como el Edo de México supera en más de tres veces la cantidad de delitos registrado en Michoacán y dobla la cantidad promedio nacional.

 

Problemas de la Seguridad Pública en Michoacán

 

Asimismo, el comparativo por entidad federativa y sexo al año 2015 posiciona a Michoacán en los últimos lugares de prevalencia delictiva. Es remarcable como los delitos prevalecen más en mujeres que en hombres, por una ligera diferencia aproximada a 500 delitos. Aun y cuando el patrón observable pudiera relacionarse con características culturales como la violencia legitimada contra la mujer también se podría acuñar al desarrollo de una cultura de denuncia que anteriormente no existía, no obstante, tales inferencias necesitarían soporte empírico para constarse.

Durante el lapso 2012 – 2014, la distribución porcentual del total de secuestros a nivel nacional se estimó, de acuerdo a la ENVIPE, bajo el criterio del tiempo de privación de libertad. Esto se computó en consideración de los coeficientes de variación que estimaban la precisión de la duración del secuestro de acuerdo a si su variación es menor a 15%, igual al 15% y menor a 25%, e igual o mayor a 25%.

 

Problemas de la Seguridad Pública en Michoacán

 

Sin poder identificar por entidad federativa la incidencia del secuestro, es posible a través de estos datos evaluar una de las características fundamentales de este delito, la cual consiste en su duración. Para los años observados más del 50% de los secuestros tuvieron en promedio una duración menor a las 24 hrs. La media de los tres años para el renglón de secuestros cuya duración fue de 1 a 3 días (72 hrs.) fue cercana al 20% y el promedio de secuestros mayores a 4 días fue aproximadamente de 15.5%.

 

El problema suscitado con la seguridad pública radica parcialmente en una visión paternalista que ha sesgado la importancia de la sociedad y de los individuos, rezagándolos a simples agentes sociales sin posibilidad de desarrollar ni ejercer agencia alguna, incapaces de ser sujetos con derechos y con la posibilidad de aprender y derivar de ello experiencia y experticia, lo que conlleva a planteamientos coercitivos, centralizados y con un alto costo humano y material.

 

 

[1] En el caso concreto del estado de Michoacán de Ocampo, el Plan de Desarrollo Integral del Estado de Michoacán 2012 – 2015 (PLADIEM 2012 – 2015) se integra la estrategia de ampliación y profundización de la participación de los ciudadanos y sus organizaciones en las decisiones públicas, cuyos objetivos plantean desde la procuración de justicia, corrupción, seguridad pública, derechos humanos y agendas transversales como mujer y gobierno.

[2] Lo anterior es expreso en los artículos 25 y 26 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en tanto que el Estado mexicano es responsable de la rectoría del desarrollo nacional de manera íntegra y sustentable, fortaleciendo la Soberanía Nacional y el régimen democrático emanado de ella.

[3] García & Márquez (2013), señalan como punto de inicio de la Guerra contra el Narco la segunda semana de diciembre del año 2012 después de la orden presidencial de despachar 6,500 efectivos de la fuerza pública y nacional a territorio michoacano. García Zamora, Rodolfo; Marqués Covarrubias, Humberto. 2013. MÉXICO: VIOLENCIA E INSEGURIDAD. HACIA UNA ESTRATEGIA DE DESARROLLO Y SEGURIDAD HUMANA. Nómadas. Universidad Complutense de Madrid, España.

 

Ver: https://www.idimedia.com/informacion-inteligente/seguridad/