fbpx
Se unen pueblos indígenas contra el delegado federal del INPI

Se unen pueblos indígenas contra el delegado federal del INPI

Abr. 08. 2019. 10:27
  |  
Rodrigo Caballero Díaz
Rodrigo Caballero Díaz
Compartir

Aquila.- Pueblos indígenas de la Sierra-Costa y la Meseta Purépecha de Michoacán se unieron contra del delegado del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI) en la entidad, Celerino Felipe Cruz.

Comuneros indígenas nahuas y purépechas de más de 50 comunidades del estado declararon a Celerino Felipe como persona “non grata” al considerar que no cuenta con la legitimidad para ocupar ese cargo.

El también encargado federal de la Región Zacapu ha generado una oleada de descontentos entre las comunidades que conforman el Consejo Supremo Indígena de Michoacán (CSIM) y la localidad de Santa María Ostula.

“Exigimos la renuncia de Celerino Felipe Cruz, encargado del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas en Michoacán, por ser una persona no grata para los pueblos indígenas”

apuntó el CSIM en un comunicado.

Los pueblos que integran al Consejo Supremo acusan a Celerino de ser un mercenario al servicio del mejor postor, por haber trabajado para el PRD, el PRI, el PAN y ahora con Morena, donde le otorgaron este cargo sin consultar a ninguna comunidad indígena.

Días después, los comuneros nahuas de la Sierra-Costa respaldaron esta acusación en contra de Celerino, quien es originario de la localidad de Maruata en esta región del estado, señalándolo también por no estar en favor del desarrollo de los pueblos indígenas.

“Como bien señalan es un mercenario al servicio del mejor postor que traicionó a sus propios hermanos indígenas nahuas de la región Sierra-Costa de Michoacán y en nuestro territorio también ha sido declarado una persona non grata”

señalaron en un escrito.

Con esta declaración son todavía más las comunidades que están en contra de la asignación de Celerino Felipe como el encargado de asuntos indígenas en la entidad, de hecho, este funcionario ya ha sido corrido en al menos una ocasión de foros de pueblos originarios por los asistentes al considerarlo “incompetente”.