fbpx

Alarmante que Alerta de Género no tenga recursos para 2017

Ene. 05. 2017. 05:45
  |  
Redacción IDI Media
Redacción IDI Media

“Alarmante que Alerta de Género no tenga recursos para 2017″: Las Asambleístas.

 

Los recursos destinados el año pasado se destinaron a organizaciones con compromisos políticos con el gobierno.

 

 

Los pocos recursos destinados a la Alerta de Género del año pasado se destinaron a grupos u organizaciones civiles con intereses políticos afines al Gobierno, afirmó Iris Navarro Romero de la agrupación Las Asambleístas, quien dijo que es “alarmante” que el Congreso de Michoacán no destinará recursos estatales para continuar con esta alerta.


Consideró de “alarmante” que este año no se hayan destinado recursos para la Alerta de Género, porque “simplemente sin recurso, somos una cifra más; pareciera que nada más se habla de números y no de personas”. Recordó que las muertes de mujeres en ocasiones han sido manipuladas para disfrazar los problemas reales “nos quitan importancia, se quiere hacer para no generar más ruido de feminicidios”.

Si bien las autoridades gubernamentales sacaron el 25 de noviembre del 2016 una aplicación para el teléfono celular con el fin de que las mujeres puedan denunciar una agresión, ésta fue probada para ver su funcionalidad, teniendo como resultado que, además de tardar mucho en cargar, si no se tiene internet o datos en el móvil pues simplemente no funciona, lo cual no resulta viable.

La anterior, es solo una muestra de las acciones que realiza el poder ejecutivo, a través de la Secretaría de Igualdad Sustantiva y Desarrollo de las Mujeres Michoacanas (SeiMujer) en la aplicación del recurso del dinero público, que por cierto, para este año en Alerta de Género no se etiquetó ningún presupuesto. Información, que de acuerdo con Iris Navarro Romero de la agrupación Las Asambleístas, “no significa que no haya presupuesto federal”. Lo que cuestiona la feminista es la aplicación correcta de estos recursos.

En ese sentido la también instructora interroga sobre a quién se destina el presupuesto para este programa, porque “realmente las instituciones gubernamentales más allá de que exista presupuesto ¿lo están ejecutando como realmente se debe?”. En su opinión, una manera de evadir responsabilidades es que las autoridades correspondientes declaren que no hubo asesinatos de mujeres, no declarándolos como feminicidios, sino como homicidios normales “es manera tramposa de bajar la estadística”.

Cuestiona además que el destino del recurso federal para la Alerta de Género “se aplique a organizaciones feministas que tienen compromisos políticos con gobierno y todas las demás, las que sí tienen proyecto para las mujeres, las que sí realmente queremos trabajar ¿dónde se quedan?, por ello creo que el presupuesto más que estar destinado al gobierno se debería hacer un análisis más profundo para destinarlo a quien realmente esté ejecutando acciones a favor de las mujeres”.

Para evitar esta perversión o mala aplicación de recursos y programas, Navarro Romero propone un análisis, así como una validación de las organizaciones que atienden a las mujeres “yo puedo ser una mujer que diga: trabajo en favor de las mujeres indígenas y ellas ni siquiera me reconozcan; eso es muy complejo y no se puede banalizar, porque la perspectiva de género está tan de moda que cualquiera ya se quiere colgar el santito, ni significa que se estén ejecutando acciones válidas”.

Al mecanismo de protección para las mujeres quienes han sido víctimas de violencia, a través de la Alerta de Género no se le ha dado la importancia que debe tener, solo se enfoca a un nuevo ideal y no se hacen las acciones correspondientes tal y como lo requiere la sociedad o lo necesitan las mujeres, determinó Karla Julisa Rivera Corona, integrante también de Las Asambleístas.

Las Asambleístas se enfocan al empoderamiento y gestión para que las mujeres obtengan recursos y puedan gestionar una mejor economía.

 

Alerta de Género demanda al gobierno acciones de derechos humanos y prevención de la violencia feminicida: Humanas sin Violencia

Compartir: