fbpx

Arranca la 5ta. Caravana de Búsqueda en Michoacán

Abr. 28. 2019. 22:43
  |  
Rodrigo Caballero Díaz
Rodrigo Caballero Díaz
Compartir

Morelia.- Familiares de víctimas de desaparición forzada arrancaron con la Quinta Caravana de Búsqueda de Familiares de Desaparecidos que se realizará en Michoacán tanto en vida como post mortem.

Por primera vez las madres y padres de víctimas de desaparición forzada destaparán fosas clandestinas en la zona costa de Michoacán, con la finalidad de encontrar los cuerpos de sus desaparecidos entre las víctimas de la violencia del estado.

Con una misa en la Catedral de Morelia, las familias iniciaron formalmente con las actividades de la caravana que también incluyen la búsqueda en Centros de Reinserción Social (Ceresos), en centros del Servicio Médico Forense (Semefo) y actividades de protesta y visibilización.

Fotografía: Rodrigo Caballero

“Esta es la segunda caravana que hacemos en Michoacán, ahora organizada por otro colectivo de familiares que buscamos complementar los trabajos de la primera y realizar una búsqueda de fosas que no se había podido hacer pero que es sumamente importante”

dijo Mercedes Ruiz, una de las madres organizadoras.

El Colectivo Familiares Caminando por Justicia es el encargado de la organización en Michoacán como parte de la iniciativa a nivel nacional de la Asociación Internacional de Búsqueda de Desaparecidos, órgano que comenzó con estas actividades en todo México.

Fotografía: Rodrigo Caballero

Uno de los coordinadores del colectivo nacional, Julio Sánchez Pasillas, aseguró que en esta caravana se busca completar el trabajo pendiente que quedó de la primera caravana en Michoacán realizada en noviembre de 2018 y, además, dar seguimiento a los 66 casos de posibles localizados que se dieron en ese momento.

La caravana estará en Michoacán durante dos semanas visitando los municipios de Zitácuaro, Lázaro Cárdenas, Morelia, Huetamo, Sahuayo y Los Reyes, en donde además de buscar a sus desaparecidos recopilarán información de nuevos casos de familias que no se habían atrevido a denunciar por miedo.

“Queremos documentar nuevos casos, queremos buscar a nuestros familiares en vida y en muerte y además queremos concientizar a la población en general, a los universitarios, a los estudiantes, a los religiosos, a todos de que este es un problema grave y nos afecta a todos”

aseguró Mercedes Ruiz.