fbpx
Buenavista, Churumuco y Parácuaro, sumidos en la violencia

Buenavista, Churumuco y Parácuaro, sumidos en la violencia

Sep. 20. 2018. 06:00
  |  
Rodrigo Caballero Díaz
Rodrigo Caballero Díaz
Compartir

Parácuaro.- La violencia lleva semanas azotando a tres municipios de la Tierra Caliente del estado de Michoacán: en Buenavista, Parácuaro y Churumuco se han registrado asesinatos, levantones, balaceras y presencia de grupos fuertemente armados.

 

De acuerdo con testimonios recogidos por IDI Media a lo largo de estas localidades, a pesar de los operativos constantes pareciera que no hay autoridad, pues los grupos delincuenciales actúan de manera impune.

 

“No hay ley, no vemos ley, porque el gobierno baja acá y le hacen al pendejo con las patrullas y los helicópteros y no pasa nada pero en cuanto se van todo sigue igual”, dijo un habitante de Parácuaro en entrevista.

 

En este municipio, en especial en la tenencia de Antúnez, la violencia generó que la gente dejara de salir a la calle y hubo otros que llegaron desplazados por las balaceras y los constantes enfrentamientos entre grupos delictivos en las rancherías cercanas.

 

Durante la semana pasada decenas de personas prefirieron abandonar sus casas por la violencia de los grupos que se pelean la plaza para refugiarse en la escuela, en el templo y el auditorio municipal.

 

La inseguridad provocó que el presidente municipal de Parácuaro, Uriel Bautista Cabrera, emitiera un mensaje que se difundió a través de Whatsapp en el que pedía a la población que se cuidara y que si no se sentía segura en sus casas acudieran al auditorio a buscar refugio.

 

“Los que no se sientan seguros váyanse a ahí por favor, ahí se les va a brindar la atención que se merecen. Les comunico que se refugien ahí, que se vayan al auditorio, que ahí pasen la noche y ya mañana a ver qué Dios dice”, aseguró la noche del martes.

 

Esta semana los enfrentamientos continuaron, por lo que todos los niveles educativos del municipio suspendieron clases, según confirmó el subsecretario de educación básica de Michoacán, Érick González.

 

“En Parácuaro, particularmente no hay servicio educativo por las condiciones de inseguridad que se han registrado y para garantizar la seguridad de los alumnos tanto en el nivel básico como en el medio superior que es el Colegio de Bachilleres”, dijo el funcionario.

 

“Lo que nuestros compañeros nos han dicho es que la inseguridad está en una situación brutal, no hay una seguridad en ningún sentido, niños ya con 15 días sin servicio por la falta de seguridad por parte del gobierno del estado”, confirmó también el líder de la CNTE en Michoacán, Víctor Zavala Hurtado.

 

 

Control por el ayuntamiento

En Buenavista Tomatlán los grupos criminales están peleando el control no sólo territorial sino también el de la Presidencia Municipal de esta localidad en medio de la Tierra Caliente michoacana.

 

En entrevista exclusiva para IDI Media, el fundador de las autodefensas, Hipólito Mora Chávez, aseguró que los asesinatos políticos que han ocurrido en los últimos meses son para poder colocar un edil que le responda a alguno de los dos grupos delincuenciales que pelean la plaza.

 

“Los grupos quieren a alguien que esté a las órdenes de ellos, los grupos del crimen organizado eso es lo que están buscando y precisamente por eso es el problema que hay aquí en el municipio de Buenavista”, aseguró Hipólito Mora.

 

Estos grupos son el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y “Los Viagras”, quienes han protagonizado enfrentamientos violentos en la región y a quienes acusa de estar detrás de los asesinatos políticos ocurridos desde el inicio del proceso electoral 2018.

 

El viernes 20 de julio de 2018, en este municipio de la Tierra Caliente de Michoacán un sujeto armado asesinó a Eliseo Delgado Sánchez, quien era el presidente municipal electo emanado de la coalición “Juntos Haremos Historia”.

 

Eliseo Delgado ganó la elección del 1 de julio bajo las siglas de Morena pero 19 días después un desconocido que abrió fuego contra él mientras estaba en un restaurante frente al Palacio Municipal.

 

El 27 de ese mismo mes, Javier Ureña Contreras, secretario del Ayuntamiento, también fue asesinado a tiros y su cuerpo fue localizado con disparos de arma de fuego un vehículo Nissan blanco, tipo Tsuru, en la localidad de 18 de Marzo.

 

El vacío de poder de Buenavista tuvo un último episodio la madrugada de este sábado 1 de septiembre de 201, cuando renunció a su cargo Elvia del Socorro Ortega Peláez, síndica municipal de Buenavista.

 

“Hago pública mi renuncia, hago público que no me interesa la política, hago público que me voy del país, jamas vuelvo a participar en la vida política, no me interesa, no me gustó y ni hablar”, dijo en un video que subió a sus redes sociales.

 

De manera extraoficial se dijo que la síndica había sido amenazada por integrantes del crimen organizado, situación que la obligó a renunciar al cargo y salir de México el mismo día que iba a tomar protesta.

 

El 5 de septiembre de 2018, previo a rendir protesta como presidente sustituto del Ayuntamiento de Buenavista, Gordiano Zepeda Chávez dijo temer por su vida, aunque confiaba que la ciudadanía les brindará seguridad debido a que conocen su trabajo.

 

“Personalmente no he sido amenazado, de manera indirecta he recibido llamadas, he recibido mensajes de algunas otras personas pero de manera personal, ni yo, ni mi familia hemos sido amedrentados, son invitaciones para retirarme de la vida pública”, dijo en entrevista.

 

Ahora solicitó seguridad personal para él y para su familia ante el aumento del riesgo, en un municipio en el que ser político se convirtió en un trabajo que puede provocar la muerte.

 

 

Churumuco sin ley

“Aquí en Churumuco este lunes no hubo clases por la violencia, ayer hubo muertos por las balaceras y hoy en la mañana pasaron muchas camionetas de gente armada que venían de Zicuirán”, dijo un poblador de la cabecera municipal en entrevista para IDI Media.

 

Lugareños consultados por este medio narraron que ya no hay seguridad para andar en la calle, sobre todo durante la noche y la madrugada, que es cuando se mueven convoys de gente armada por todo el municipio, en especial la cabecera.

 

La violencia tiene varios días azotando a este municipio en el que no hay policía municipal, pues todos los elementos renunciaron antes del Proceso Electoral de 2018 y la Policía Michoacán junto al Ejército Mexicano es la encargada de la seguridad.

 

Este municipio adentrado también en la Tierra Caliente de Michoacán lleva varios días sumidos en la violencia, luego de un enfrentamiento el viernes 14 de septiembre entre grupos delincuenciales rivales en los que la población civil queda atrapada.

 

Tres personas murieron, entre ellos un doctor que atendió a uno de los heridos del enfrentamiento y el grupo contrario llegó a matarlo por haber ayudado, según contaron pobladores de Churumuco a IDI Media.

 

Apenas este domingo 16 se registró otra balacera en el municipio de Churumuco en la que un policía resultó herido, al momento de la agresión los oficiales señalaron que el comando al que se enfrentaron estaba fuertemente armado.

 

Con este son al menos tres municipios michoacanos que se mantienen sumidos en la violencia, provocando asesinatos, desplazamientos forzados y la muerte de políticos y funcionarios, incluso antes de llegar a su cargo.