fbpx

Cherán aprendió que los Derechos Humanos se tienen que ejercer.

Sep. 09. 2019. 13:27
  |  
Rodrigo Caballero Díaz
Rodrigo Caballero Díaz
Compartir

Morelia.- Cuando se dieron cuenta del desinterés de las autoridades y los órganos encargados de velar por los Derechos Humanos en Michoacán, la comunidad indígena de Cherán decidió tomar el asunto en sus propias manos y ejercer estos derechos tanto de forma individual como colectivamente.

“El aprendizaje fundamental que nosotros tuvimos en este proceso de lucha, de organización y de toma de decisiones para mejores condiciones de vida de nuestro pueblo y obviamente derivado de las reflexiones internas, lo fundamental, es primero: saber que existen estos derechos, que están ahí y que velan o tutelan por nosotros como pueblos originarios y, a partir de ahí, establecer una estrategia de como ejercer esos derechos”.

Así lo aseguró en entrevista para IDI Media el maestro en Derecho y comunero indígena de Cherán, David Daniel Romero Robles, quien dijo que por necesidad los pueblos originarios han tenido que buscar ejercer sus derechos recurriendo principalmente a los tribunales electorales.

David Romero fue uno de los abogados que llevó el proceso de libre determinación del municipio indígena de Cherán, en donde no solamente se estableció un gobierno autónomo basado en usos y costumbres sino que se hizo con base en los Derechos Humanos establecidos en la Reforma Constitucional de 2011.

“A partir de 2011, es muy importante la Reforma Constitucional porque pone al mismo nivel de la Constitución de México los tratados internacionales en materia de Derechos Humanos, entre los que destacan los derechos colectivos de una comunidad a la libre determinación, lo que nos da una pauta para buscar ejercerla sin restricciones”

dijo David Romero.

Esto implicó todo un proceso judicial que le dio a Cherán la posibilidad de crear una figura que generó un rompimiento con la lógica ordinaria de la forma de gobierno a través de los partidos políticos y, consecuentemente, culminó con la creación del Concejo Comunal del municipio que responde a las asambleas comunales y no a un presidente municipal.

Sin embargo, para poder ejercer estos Derechos Humanos se tuvo que llevar un proceso ante órganos como el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, tribunales electorales locales y el Instituto Electoral de Michoacán (IEM), ante quienes se tuvo que demostrar la validez de la exigencia de los cheranenses.

Sin embargo, para poder ejercer estos Derechos Humanos se tuvo que llevar un proceso ante órganos como el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, tribunales electorales locales y el Instituto Electoral de Michoacán (IEM), ante quienes se tuvo que demostrar la validez de la exigencia de los cheranenses.


Para David Romero, el problema es que este tipo de procesos implican que hay una barrera que impide el libre ejercicio de los Derechos Humanos como están establecidos en la Constitución Política de México, ya que las autoridades y los organismos encargados de velar por ellos a veces están en contra de ellos.

“Eso lo vemos no solamente con la experiencia de Cherán, tenemos la inseguridad que impera actualmente en el estado de Michoacán, tenemos los colectivos de desaparecidos, los periodistas agredidos, los asesinatos de personas por instituciones gubernamentales y los atropellos diarios que sufren el ciudadano de a pie que no tiene la posibilidad de ejercer sus Derechos Humanos plenamente, como garantiza la Constitución”.


En el caso de Cherán nunca hubo un pronunciamiento por parte de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) que respaldara la validez de sus exigencias ante el asedio del crimen organizado coludido con el gobierno municipal, a pesar de que afectaba directamente los derechos de la población.

David Romero consideró que lo mismo pasa en la actualidad con otros temas como son la violencia, la inseguridad, los homicidios, los feminicidios, las agresiones contra periodistas y la comunidad LGBTTTI, ya que todavía hay una CEDH que ha sido omisa y no está comprometida con el verdadero ejercicio de los Derechos Humanos en Michoacán.

“Esos derechos tendrían o podrían ejercerse sin la necesidad de llegar a tribunales, por lo tanto, podría la Comisión Estatal de Derechos Humanos establecer estrategias de difusión y de empoderamiento de los derechos fundamentales, los derechos humanos, a la sociedad y hacer conciencia a las instituciones del estado que tienen que garantizarlos y velar por ellos”.

aseguró David Romero.

Para el maestro en Derecho, la CEDH debe tener una estrategia para que la sociedad ponga en práctica sus Derechos Humanos ante cualquier atropello de los mismos y también debe poner en marcha un programa para que la sociedad conozca y haga suyos sus Derechos Humanos, tanto individualmente como de manera colectiva.

Si no se pone en marcha un proceso de cambio que garantice los Derechos Humanos desde la propia CEDH en Michoacán, la única manera de que las personas se puedan defender será acudir a los tribunales como lo hizo Cherán en el 2012, cuando aprendió que no basta con que existan los Derechos Humanos si no se ejercen plenamente.