Tumba la SCJN la ley de Seguridad Interior en México

El Ejército socavado por su propio gobierno: Militar retirado.

Jul. 23. 2020. 10:07
  |  
Redacción IDI Media
Redacción IDI Media

Por: Alex Márquez

Un teniente militar retirado, Julio César Sandoval Saldivar, con más de 12 años en activo y quien enfrentó en múltiples ocasiones emboscadas y ataques en el cumplimiento de su labor, analizó que la vulnerabilidad de los cuerpos policiacos, en la actualidad no se centra en la falta de armamento, sino en que el Ejército Mexicano ha sido socavado por su propio gobierno, aniquilando el respeto que anteriormente se tenían a las fuerzas armadas.

Aseguró que el gobierno de Ernesto Zedillo, Vicente Fox y Felipe Calderón se mantuvo el reforzamiento en armas y el adiestramiento, pero con la llegada de Guillermo Galván Galván y la permisividad e intromisión de la delincuencia organizada en el Ejército Mexicano, la ciudadanía les empezó a perder el respeto.

“Antes había un gran respeto por parte de la ciudadanía, cuando llegábamos a los plantíos o encontrábamos personas armadas y veían al militar o al verde, como nos decían, porque -éramos lo del verde olivo-, soltaban las armas y no había enfrentamientos, porque existía un respeto”

, rememoró.

Sandoval Saldívar informó que con la intromisión del hampa en el organismo castrense y la compra de exmilitares para conformar Los Zetas, el Ejército Mexicano, perdió el respeto total de la ciudadanía, aunado a que los gobernantes permiten todo tipo de agresiones contra los militares.

“Este gobierno está aniquilando el respeto al Ejército Mexicano, ahora literalmente el pueblo sale hasta con huevos y los vienten y no hay problema, ni represaría alguna, se permite que grupos armados controlen bajo una supuesta defensa a la ciudadanía”

, lamentó.

Fue el 3 de febrero del año en curso, que en el municipio de Apatzingán, atacaron a huevazos a elementos de la Guardia Nacional (GN), mientras intentaban desactivar narcobloqueos registrados en la región.

Con el rostro adusto y la sobriedad y melancolía que el recuerdo le amerita, ataviado con una camisa a rayas azul con blanco y saco gris, el teniente en retiro, traga saliva, se reacomoda en la silla del lugar donde se propició la entrevista y recuerda que el sentimiento que le generó encontrarse en medio de una balacera y la adrenalina que recorría su cuerpo, sabiendo que estaba en juego su propia vida.

“Que te disparen, es una sensación indescriptible, de vulnerabilidad, no se puede explicar, contamos con un adiestramiento que te permite actuar de forma mecánica, ante ese hecho, te preparas mucho tiempo, años, para reaccionar 10 segundos, salvas o no salvas tu vida”

, manifestó.

Compartir en: