fbpx
El último rector de la Universidad Michoacana

El último rector de la Universidad Michoacana

Dic. 17. 2018. 12:04
  |  
Rodrigo Caballero Díaz
Rodrigo Caballero Díaz

Morelia.- Quien llegue al cargo el próximo 8 de enero de 2019 podría ser el último rector de la centenaria Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), una de las 10 instituciones de nivel superior que están en crisis en todo México.

Como lo vaticinaron expertos, trabajadores y funcionarios estatales y federales, para el final de 2018 la UMSNH entró en una crisis que lleva arrastrando al menos desde hace 15 años, en los que poco a poco ha perdido presupuesto suficiente para cubrir sus necesidades.

El déficit de mil 57 millones de pesos para los adeudos y pagos pendientes ha provocado no solamente que sus trabajadores y maestros dejen de percibir su sueldo y prestaciones a tiempo, sino que además merma los recursos para temas como investigación, desarrollo científico y académico y mejora y acondicionamiento de aulas, laboratorios y talleres.

Desde 2013 se adeudan pagos a los empleados y profesores que fueron promovidos a cargos de mayor importancia, también se adeudan bonos y prestaciones desde 2017 y, por si fuera poco, se han retrasado hasta 45 días los pagos de las quincenas desde el mes de noviembre de 2018.

Sin embargo, hasta el momento ninguna de las partes -ni los universitarios ni las autoridades- se ha puesto a trabajar en soluciones a corto, mediano y largo plazo y desde octubre lo único que se buscan son los culpables de la situación financiera.

Empleados y profesores (afiliados a los dos sindicatos mayoritarios de la Universidad) llevan varios años acusando al Congreso de Michoacán y al Gobierno del Estado porque no aprueban presupuestos que ayuden a resolver la crisis financiera; de hecho van dos años consecutivos que los recursos se terminan durante el mes de octubre.

Al momento en que el dinero deja de fluir se generan marchas y protestas por parte de la comunidad académica pero también aumenta el adeudo de la Universidad Michoacana, pues se ve obligada a recurrir a rescates financieros estatales y federales con el uso de recursos extraordinarios.

Por el otro lado desde la legislatura anterior, el Congreso del Estado ha buscado condicionar la autonomía de la UMSNH con la finalidad de obligar a los trabajadores a renunciar a algunas de sus prestaciones ganadas con los años, además de quitarle una buena parte a la nómina de los pensionados y jubilados.

Dos veces salieron a marchar de manera conjunta sindicatos, autoridades y comunidad universitaria en general con la finalidad de exigir respeto a la autonomía de la UMSNH, que al final fue trastocada con la reforma al artículo 143 que exige a las autoridades universitarias reescribir su Ley Orgánica Interna a cambio de presupuesto.

Para los diputados y para el Gobierno de Michoacán, hasta que no haya orden y transparencia en la UMSNH no podrá haber presupuesto que alcance, por eso la condicionante de que se reformen temas como las prestaciones laborales, el número de matrícula y las pensiones y jubilaciones antes de soltar un peso extra.

El panorama no es nada alentador para quienes buscan el cargo de rector ya que podrían sacarse la “rifa del tigre” con un Gobierno del Estado que insiste en condicionar el apoyo económico hacia la UMSNH y un Gobierno Federal que tiene las manos llenar con la promesa de campaña de construir 100 universidades nuevas en seis años.


Los perfiles

De acuerdo con el artículo 21 de la Ley Orgánica de la Universidad Michoacana para ser Rector se requiere: ser mexicano por nacimiento, tener más de treinta años de edad, poseer título o grado académico equivalente o superior al de licenciatura y haber desempeñado actividades docentes o de investigación en la Universidad, por lo menos durante cinco años y estar en ejercicio en el momento de su designación.

Estos requisitos tan amplios han atraído a decenas de posibles candidatos, quienes alzaron la mano para relevar por tres años a Medardo Serna González y actualmente están en campaña buscando la aprobación de la Comisión de Rectoría, el organismo encargado de este proceso integrado en su mayoría por ex rectores.

Aunque la comunidad universitaria tiene voz no tiene voto y puede hacer propuestas de cualquier candidato que consideren apto para el cargo pero no hay un sistema de elección fuera de la Comisión de Rectoría, todo esto dentro de una “campaña” que comenzó el 15 de noviembre de 2018.

Algunos de los que fueron propuestos hasta este 15 de diciembre de 2018 son:

Salvador García Espinoza, actual secretario general de la UMSNH, un personaje fuerte por haber sido encargado de la política interna de la universidad durante el mandato de Medardo Serna y yerno del ex rector Marco Antonio Aguilar Cortés.

Erasmo Cárdenas Calderón, ex secretario del Sindicato de Profesores de la Universidad Michoacana (SPUM), ex subsecretario de Educación en el Estado de Michoacán y es cercano al gobernador Silvano Aureoles Conejo y La ex rectora Silvia Figueroa.

Héctor Pérez Pintor, es un doctor en derecho que fue ex secretario auxiliar de la Rectoría, aunque es apadrinado del ex rector Jaime Hernández Díaz, por su cuenta ha realizado una campaña que ha tenido eco entre la comunidad universitaria. 

Ireri Suazu Ortuño, actual coordinadora de Investigación Científica, es una de las cartas más fuertes para ocupar el cargo con el apoyo del bloque de Salvador Jara Guerrero y el actual rector Medardo Serna, aunque este también es su talón de Aquiles.

Raúl Cárdenas Navarro, fue secretario general de la UMSNH también coordinador de Investigación Científica y director del Instituto de Investigaciones Agropecuarias y Forestales, otra carta de la ex rectora Silvia Figueroa pero sin la simpatía del gobernador.

Héctor Chávez Gutiérrez, es el director de la Facultad de Derecho, cargo al que llegó luego de una fuerte campaña en contra de los demás aspirantes y desde donde ha aprovechado para difundir su imagen entre toda la Comunidad Universitaria.

Teodoro Ramírez Cobián, fue director de la Facultad de Filosofía y del Instituto de Investigaciones Filosóficas, así como secretario general de la UMSNH, según él mismo cuenta con el respaldo de los ex gobernadores Lázaro y Cuauhtémoc Cárdenas.

Jorge Arturo Arana Sandoval, director de la Facultad de Veterinaria de la UMSNH y una de las cartas del gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo y del ex rector, Salvador Jara Guerrero, quien todavía busca mantener control sobre la Casa de Hidalgo.

Zoé Tamar Infante Jiménez, la Procuraduría Federal de la Defensa del Contribuyente (Prodecon), profesor de la Facultad de Economía y el candidato con más nexos con Morena y el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Santiago Zúñiga Rodríguez, ex diputado local y doctor de la Facultad de Derecho de la Universidad Michoacana, el único de los candidatos que cursó por todas las etapas de la UMSNH desde que tenía escuelas secundarias.

Miguel López Miranda, contador público, maestro de la Facultad de Economía y ex secretario de Finanzas y Administración durante el gobierno de Salvador Jara, aunque caen sobre él observaciones de la Auditoría Superior de Michoacán (ASM) por 452 millones de pesos.

Todos ellos fueron propuestos ante Fernando Juárez Aranda y Jorge Mendoza Álvarez, presidente y secretario de la Comisión de Rectoría respectivamente, quienes son los encargados junto a los demás integrantes de elegir al mejor perfil.

Sin embargo, el que sea que venga a sustituir al actual rector de la Universidad Michoacana, Medardo Serna, solamente podrá ser recordado como quien sacó a la Máxima Casa de Estudios del bache o terminó por enterrarla.

Compartir: