fbpx
En la víspera del 10 de mayo, madres buscan fosas en Michoacán

En la víspera del 10 de mayo, madres buscan fosas en Michoacán

May. 09. 2019. 23:17
  |  
Rodrigo Caballero Díaz
Rodrigo Caballero Díaz
Compartir

Lázaro Cárdenas.- Mientras en miles de hogares los preparativos para festejar el 10 de mayo van viento en popa, en el municipio costero de Lázaro Cárdenas, en el estado de Michoacán decenas de madres de familia buscaron fosas clandestinas.

“Los días de la madre son muy difíciles, sobre todo si tenemos otros hijos que quieren celebrárnoslo, pero nosotras sabemos que tenemos que seguir buscando, no importa que sea el 10 de mayo o nuestro cumpleaños, tenemos que tener ánimos de seguir adelante”


dijo Bertha Corona, madre y hermana de dos desaparecidos.
Fotografía Rodrigo Caballero

Desde las 7:00 horas de este jueves 9 de mayo de 2019, las familias que integran la Quinta Caravana de Búsqueda de Personas Desaparecidas salieron de la parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe para empezar a rastrear en el río de la comunidad de Popoyota, en la tenencia de Caleta de Campos.

Mediante información proporcionada por habitantes de la localidad supieron que los criminales suelen tirar los cuerpos de las personas que asesinan en el río de esta comunidad, que en esta época del año está seco y permite el acceso a pie.

Ahí localizaron 11 puntos en donde encontraron ropa, lasos y huesos (aparentemente de animales), pistas que exigieron fueran verificadas por personal de Servicios Periciales de la Fiscalía General del Estado (FGE).


Fotografía Rodrigo Caballero

En total recorrieron siete hectáreas y media desde las 8:00 hasta las 13:00 horas en medio del Sol abrazador con la esperanza de que aparecieran indicios que ayuden a encontrar a sus familiares que fueron víctimas de desaparición forzada.

Sin embargo, las horas de rastrear el terreno no dieron los resultados que esperaban, pues ningún cuerpo ni restos óseos humanos fueron localizados en el lugar, en el que se emplearon detectores de metales y radares por parte de los peritos forenses.

A mitad de la búsqueda, las madres se detuvieron debajo del puente carretero que cruza el río de Popoyota para descansar por unos minutos y, mientras algunas dormían una siesta, otras comenzaron a cantar “Amor Eterno”, interpretada por Rocío Durcal en el teléfono de una de las caravaneras.


Fotografía Rodrigo Caballero

Aunque la canción habla de una decepción amorosa, en la voz de las madres de desaparecidos el verso que más sonaba era la parte que dice: “yo he sufrido mucho por tu ausencia, desde ese día hasta hoy, no soy feliz”.

A pesar del cansancio las madres siguieron buscando por varios kilómetros hasta que peinaron la zona en la que les dijeron que podrían encontrar los cuerpos de sus desaparecidos, sin embargo, al final no hubo ningún resultado positivo.


Fotografía Rodrigo Caballero

Las madres volvieron a la Iglesia de Guadalupe en la tenencia de Caleta de Campos sin haber localizado huesos que pudieran ayudar a localizar a un desaparecido pero el ánimo de seguir buscando no decayó el resto del día.

“A mí me interesa seguir buscando, me interesa que mi hijo y mi hermano y el otro muchacho que yo busco que iba con ellos cuando los desaparecieron vuelvan con nosotros, ese sería el mejor regalo del Día de la Madre”


aseguró Bertha Corona.