En México el miedo al desempleo se traduce en explotación

May. 01. 2018. 19:06
  |  
Rodrigo Caballero Díaz
Rodrigo Caballero Díaz
Compartir

Morelia.- México es el país de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) que más horas trabaja, en promedio cada empleado labora 2 mil 255 horas al año, es decir, unas 43 horas a la semana.

 

Los trabajadores de nuestro país pasan casi la tercera parte de su tiempo trabajando; junto a Costa Rica, Corea, Grecia y Rusia son de los ciudadanos que más horas le dedican a esta actividad productiva, al grado de que la mayoría de ellos ingresan al trabajo en la madrugada y regresan a sus casas de noche.

 

Pero estas cifras solamente cuentan la mitad de la historia, de acuerdo con datos del Foro Económico Mundial, las horas de trabajo son más bien una consecuencia de las condiciones de vida en las que se desenvuelven los trabajadores.

 

Por ejemplo, en el informe del Índice Global de Competitividad 2017 el Foro Económico encontró que Corea del Sur tenía una baja tasa de natalidad, lo que provocaba que su población requiriera más tiempo para trabajar pero al final este problema social generaba un impacto negativo en la productividad del país.

 

En la búsqueda de una mejor productividad, el Foro Económico encontró que las condiciones de vida afectan más este rubro de la economía que las horas de trabajo, es decir, a mejores condiciones hay mayor productividad sin importar las horas laborales.

 

Así, países con mejores condiciones de vida –social, laboral, económica- tienen una mejor productividad sin importar el tiempo de trabajo, ahí es en donde se ubican Holanda, Francia, Dinamarca y Alemania, en donde se pueden dar “el lujo” de trabajar menos de mil 500 horas al año.

 

Desempleo, inseguridad y corrupción

En el caso de México, el ambiente social plagado de inseguridad y corrupción ha generado una baja calidad de vida para los trabajadores que se traduce en una baja productividad de acuerdo con los resultados del Índice Global de Competitividad 2017.

 

Sin embargo, en este informe el Foro Económico destaca un rubro que es precisamente el alto desempleo y las pésimas condiciones laborales como detonantes de las horas de trabajo y la baja productividad del país.

 

“Las diferentes actitudes culturales y sociales y los factores socioeconómicos juegan un papel clave en la cantidad de horas que los empleadores esperan de los trabajadores”, apunta el Foro Económico Mundial.

 

En México entonces las horas de trabajo son consecuencia del miedo al desempleo combinado con las pésimas condiciones laborales, por ejemplo, un empleado con miedo a perder su trabajo está dispuesto a aceptar más tiempocon menos prestaciones.

 

Pero la incertidumbre de un trabajo estable y bien remunerado, combinado con factores como la inseguridad y la corrupción, de acuerdo con el estudio del Foro Económico son precisamente lo que provoca la baja productividad del país frente a otros países que trabajan menos.

 

“Uno de los problemas a los que se enfrentan prácticamente casi todos los trabajadores es la ansiedad laboral. Se trata de un estado de ánimo, de inquietud emocional que puede acabar por bloquearlos y limitar de forma notable sus capacidades”, reconoce el Foro Económico en una de sus publicaciones en línea.

 

Esta ansiedad puede ser por distintos factores pero en el caso de México se puede deber principalmente a la precariedad de los trabajos y el riesgo de perderlos, lo que se traduce en que los trabajadores no están incrementando su productividad.

 

A pesar de ello, en México se labora demás en condiciones de trabajo que rayan en la explotación según datos de la OCDE y el Foro Económico, lo que debería dar pie al análisis a las condiciones en las que se desarrollan los mexicanos en este Día del Trabajo.