fbpx
Indígenas reforestan los árboles que el narco se llevó

Indígenas reforestan los árboles que el narco se llevó

Nov. 15. 2019. 14:31
  |  
Rodrigo Caballero Díaz
Rodrigo Caballero Díaz
Compartir

Aquila.- La comunidad indígena de Santa María Ostula realizó la reforestación de 30 hectáreas de árboles maderables nativos de la región de la Sierra-Costa en el estado de Michoacán que habían sido talados por la delincuencia organizada.

Entre agosto y septiembre de 2019, decenas de pobladores de las diferentes encargaturas de esta comunidad participaron en la siembra de árboles que servirán para mantener el ecosistema en esta región que fue azotada por talamontes.

“Estamos trabajando entre 12 a 15 personas en un grupito que empezamos a trabajar así que son de diferentes encargaturas pero todos de la comunidad de Ostula”

aseguró Baltazar Mercado Mata, originario de la encargatura de Xayakalan.

“Esta planta es rosa-morada, es una planta aquí de la región que la conocemos como una madera muy buena, hay cuatro o cinco variedades de planta: es la rosa-morada, cedro rojo, parota, primavera y cóbano”.

aseguró.

La decisión de recuperar estas plantas vino de los propios comuneros, quienes buscan aumentar el volumen de árboles en la zona luego de que fueron deforestados entre 2012 y 2014 para ser vendidos ilegalmente a través del Puerto de Lázaro Cárdenas.

Antes del levantamiento de autodefensas en el 2014, esta región de Michoacán era controlada por el Cártel de los Caballeros Templarios, que entre sus negocios controlaba la deforestación de madera como el cedro rojo, la primavera, la parota, la sangualica y el palo morado o rosa-morada.

El caso más dramático en la región es sin duda la tala de sangualica, una madera preciosa que se vende ilegalmente en China y cuyo precio alcanza los 800 dólares el pie cúbico en el mercado negro asiático.

Ahora este pueblo indígena busca recuperar el terreno perdido con un proyecto que impulsaron con recursos de la comunidad y a través de un programa supervisado y financiado por el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI).