Las instituciones que se portan mal en Michoacán

Las instituciones que se portan mal en Michoacán

May. 17. 2017. 10:57
  |  
Rodrigo Caballero Díaz
Rodrigo Caballero Díaz
Compartir

Como en todo salón de clases, en Michoacán existe un grupito de instituciones que no se pueden comportar y salen en las listas de los que discriminan, no hacen su trabajo, abusan de su autoridad y violan Derechos Humanos.

Este grupito lo conforman la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM) y la Secretaría de Educación en el Estado (SEE), la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) y la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

Las instituciones que se portan mal en Michoacán

Apenas este martes 16 de mayo el Consejo Estatal para Prevenir y Eliminar la Discriminación y la Violencia (Coepredv) aseguró que estas dependencias son las que más quejas por presuntos actos de discriminación han recibido en lo que va de 2017.

En total, de enero a abril de este año la dependencia recibió 12 quejas por presuntos tratos discriminatorios por parte de autoridades, aunque, hasta el momento, el Coepredv no ha emitido ninguna sanción al respecto porque las investigaciones están en curso.

“Nuestra función es atender todo caso que se presente, independientemente de quien la cometa o del lugar en que se cometa, tendremos que atenderlos conforme a la ley y conforme a la misma emitir las sanciones que correspondan”, aseguró el director del

La discriminación contra personas por origen étnico, por estereotipos, por enfermedades y la desigualdad y violencia de género, así como el difícil acceso igualitario a la educación son los problemas más graves que enfrentas quienes ingresas a estas instituciones.

Por lo que el director del Coepredv hizo un llamado a los titulares de estas secretarías para que cumplan la ley sin pretextos en las dependencias de gobierno mencionadas ya que la falta de acceso a un trato igualitario es un problema recurrente.

Derechos vulnerados

Además de la lista de discriminaciones, estas instituciones son las que encabezan los conteos de quejas ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) por presuntas violaciones en esa materia.

En el primer trimestre de 2017 la Secretaría de Seguridad Pública fue la autoridad más señalada, con 135 de las 592 quejas por presuntas violaciones de Derechos Humanos que presentaron los ciudadanos ante la CEDH.

A la SSP se le acusa de detención ilegal, abuso de autoridad y uso excesivo de la fuerza por parte de los elementos de las distintas áreas como son la Policía Michoacán y la Subsecretaría de Prevención y Reinserción Social.

En segundo lugar la Secretaría de Educación en el Estado con 119 quejas presentadas por conceptos como maltrato físico y psicológico de los alumnos, negativa o restricción al derecho a la educación y violación al derecho a la seguridad en los centros educativos.

La PGJE además de tener quejas por detención ilegal como en seguridad pública, también tienen otras enfocadas en la negligencia de su trabajo como son las irregularidades en la integración de las carpetas de investigación y la violación a la legalidad y seguridad jurídica de los indiciados, con lo que suman un total de 94 quejas ante Derechos Humanos.

Las 24 quejas presentadas en contra de la Secretaría de Salud son principalmente por la negativa o restricción del derecho a la salud a pacientes que acuden a las clínicas y hospitales o por negligencia médica durante los tratamientos de enfermedades.

Solamente la SSP, la SSM, la SEE y la PGJE concentran el 62.8 por ciento de todas las quejas que se presentaron entre enero y marzo de 2017 ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

En este tiempo, la CEDH ha emitido 11 recomendaciones en contra de estas instituciones, sin embargo, no informó a qué dependencias iban dirigidas o si decidieron tomar cartas en el asunto o simplemente ignorarlas.

Aparte de una recomendación, la Comisión de Derechos Humanos no puede hacer mucho en contra de los funcionarios que incurran en violaciones de derechos, por lo que dejan los casos en manos de las mismas dependencias, quienes manejan el tema con discrecionalidad.

En el tema de la discriminación, las resoluciones podrán terminar con una sanción administrativa, una amonestación o incluso con reparación del daño y, en los casos más graves, pudieran llegar al Ministerio Público puesto que la discriminación es un delito considerado en el Código Penal del Estado de Michoacán.

El problema es que la falta de presupuesto, una reducción del 10 por ciento (280 mil de 2.8 millones de pesos para salarios) derivada del plan de austeridad del gobernador, Silvano Aureoles Conejo, quita la posibilidad de que las investigaciones concluyan rápidamente.

A pesar de ello el Coepredv trabaja a marchas forzadas para investigar los casos y sancionar a los responsables, por lo que insistió en que se puede presentar una queja, si es el afectado directo, o una denuncia, si fue testigo de un trato discriminatorio, para iniciar una investigación del caso.

El director exhortó a la ciudadanía a presentar sus quejas y denuncias por discriminación ante el consejo sin importar que sean en contra de funcionarios públicos de las instituciones gubernamentales que más mal se comportan en Michoacán.

Sin avances la reingeniería del Gobierno del Estado