“Me desperté nadando en gasolina pensé que me iba a morir”

“Me desperté nadando en gasolina pensé que me iba a morir”

May. 23. 2017. 16:19
  |  
Rodrigo Caballero Díaz
Rodrigo Caballero Díaz

En el camino a la playa Las Peñas, en donde iban a pasar los cuatro días de vacaciones durante la Semana Santa, Virginia Reyes Hernández se quedó dormida y cuando despertó no pudo creer lo que estaba pasando.

“Me desperté nadando en gasolina pensé que me iba a morir”

-¡Nos va a chocar, nos va a chocar! -gritaban los otros pasajeros que la despertaron y luego una pipa de combustible embistió al camión de pasajeros en el que viajaba sobre la carretera Siglo XXI en el kilómetro 300 a la altura de Petacalco el pasado jueves 13 de abril.

Ella dice que fue testigo de cómo la pipa de la empresa Cepsa que transportaba 40 mil litros de gasolina embistió al autobús de pasajeros provocando la muerte de 28 personas, entre ellas niños y menores de edad.

“Después del golpe perdí el conocimiento… me desperté nadando en gasolina pensé que me iba a morir porque tenía toda la ropa mojada, si no me hubiera movido no estaría aquí contando lo que pasó”, dijo Virginia Reyes en entrevista para IDI Media.

Es la primera vez que la mujer habla en público de lo ocurrido ya que ella fue trasladada al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) luego de llegar al Hospital Civil junto con los otros heridos y desde ese momento no había tenido contacto con los sobrevivientes.

“Yo no era familiar de los fallecidos, en ese viaje me invitó una amiga que también falleció en el accidente, se llamaba Patricia Cuevas, ella me animó a ir en el viaje que hacía la familia cada año”, dijo Virginia Reyes, una de las 38 personas involucradas en el accidente.


Denuncian abusos

A 40 días del accidente de la carretera Siglo XXI, los familiares aún denuncian abusos en su contra, sobre todo de la aseguradora Qualitas y de la Fiscalía General de Guerrero, así como de la titular de la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas, Selene Vázquez Alatorre.

En rueda de prensa las familias y sobrevivientes del accidente reclamaron que la aseguradora solamente quiere pagar una de las tres pólizas de seguro que ostenta: la de la pipa de la empresa Cepsa, la del autobús de pasajeros y la de la propia carretera.

“No tiene ética humana, no tiene ningún respeto por nuestros familiares difuntos ni honradez, no existe ninguna calidad ya que solamente buscan pagar una póliza que es la del autobús”, dijo Claudia Ferreyra, familiar de uno de los fallecidos.

La mujer aseguró que la aseguradora no se ha hecho responsable por los 40 mil pesos que costaron los gastos funerarios de su familiar, ni de los gastos en ese mismo concepto para otras víctimas del accidente, lo que equivale a casi 1 millón 120 mil pesos solamente por la inhumación de las víctimas.

Además, los familiares exigieron que la aseguradora también se haga cargo del pago de los tratamientos de los nueve heridos, algunos de los que requieren cirugías reconstructivas o tratamientos psicológicos derivados del choque.

Pero, sin esperar a que la Fiscalía de Guerrero entregara el dictamen pericial del accidente, la aseguradora Qualitas estableció que solamente va a pagar la póliza correspondiente al camión de pasajeros, lo que equivale a 385 mil pesos en total.

Esto luego de que el delegado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en Michoacán, Florentino Coalla Pulido, se lavara las manos y asegurara que la carretera Siglo XXI estaba en buenas condiciones.

Ante la falta de un dictamen del accidente para presionar a la aseguradora para que otorgue mayor cobertura de los daños, los familiares pidieron que sea la Procuraduría General de la República (PGR) quien atraiga las investigaciones y dictamine al respecto.

Pero los abusos no sólo les llegan por parte de la aseguradora o por la falta del trabajo de los peritos de Guerrero, las familias aseguran que la titular de la de la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas, Selene Vázquez Alatorre, los critica por haber contratado abogados independientes para esclarecer el accidente.

 “No tenemos que forzosamente tener los abogados de comisión, no es obligatorio, nosotros queremos velocidad en esto y si nos critican porque estamos ‘muy acelerados’ pues no nos mataron al perro, a mí me mataron a mi hija de 17 años y lo que yo tenga que hacer por mi parte lo voy a hacer”, dijo Jorge Navarrete.

De acuerdo con Jorge Navarrete, las declaraciones en su contra por parte de la encargada de proteger a las víctimas en Michoacán solamente daña más a los familiares.


No hay vuelta atrás

El psicólogo que ha estado consultando Virginia Reyes después del accidente le dijo que tomará tiempo superar el trauma pero, en su mente, ella sabe que las cosas nunca volverán a ser las mismas.

“Me dicen que poco a poco se va a ir superando pero yo sé que nada va a ser lo mismo que era antes, nadie vuelve a ser el mismo después de un accidente así”, dijo.

El día que se quedó dormida antes de llegar a Las Peñas, Virginia nunca pensó que iba a tener que moverse de un charco de gasolina para sobrevivir y que era la última vez que veía a su amiga, quien la invitó a unas vacaciones familiares, sólo a eso.

Te voy a matar hija de perra

Compartir en: