fbpx

Contrata ‎IMPLAN‬ de ‎Morelia‬ a empresa “fantasma” para ‪‎MoreliaNext‬

Jun. 17. 2016. 18:21
  |  
Sergio Lemus Calderón
Sergio Lemus Calderón

La empresa española denominada Fundación Metrópoli, quien fue contratada por asignación directa por el Ayuntamiento de Morelia, cuenta con un historial negativo en varias ciudades del mundo por dedicarse solo a vender “humo” o “espejitos” a los ayuntamientos y presidentes municipales que buscan mejorar la competitividad y desarrollar estrategias de urbanismo en sus entidades.

 

Esta empresa –que de fundación no tiene nada- fue contratada por el Instituto Municipalista de Planeación (IMPLAN) del gobierno municipal, al parecer, sin un proyecto real y tangible de modernizar o crear un plan integral de desarrollo urbano, de medio ambiente o de crear nodos económicos de empleo.

 

Fundación Metropoli, empresa española y contratada en Morelia, se encuentra denunciada por gobiernos en varias partes del mundo, principalmente en ciudades ibéricas, y la razón es el incumplimiento con los compromisos de establecer estrategias integrales de urbanismo, proyectos ecológicos y en desarrollo de viviendas armónicas.

 

Se contrató a Fundación Metrópolis, para crear el “Plan de Gran Visión Morelia Next”, dicho plan, incluyó la realización de un foro en la capital michoacana y el desarrollo de un proyecto previo a la consulta pública, en el foro participaron académicos, empresarios y sociedad civil, quienes hicieron las propuestas para mejorar los servicios de la capital en diferentes zonas.

 

El costo del “Entregable” hasta el momento, asciende a varios millones de pesos, y es la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), la responsable de gestionar el pago de los honorarios de la fundación.
Una de las irregularidades de dicha Fundación es que no se hizo una licitación pública para designar a la empresa mejor calificada, sino que se asignó este proyecto bajo los riesgos de que esta fundación sólo vende “espejitos” y “humo” a las autoridades de todos los niveles.

 

Otra de las irregularidades, se comentó por académicos e interesados en el tema, es que esta Fundación no cuenta con “patente” en México, es decir, no cuenta con certificación o garantía de calidad de que su trabajo se va a ejecutar o cumplirá con los objetivos planteados, además, no pagarían impuestos a las autoridades mexicanas por el recurso cobrado.

 

Esta empresa ya ha recibido parte del pago, y el entregable hasta el momento no cumple con el propósito para el que fue supuestamente contratada, los millones restantes los entregaría la Universidad Michoacana, institución académica reconocida en el mundo, que no ve una diferencia de lo que hace esta fábrica de ilusiones con lo que por medio de investigaciones o estudios serios propuestos por académicos y especialistas nicolaitas, se han hecho anteriormente en materia de desarrollo urbano y medio ambiente en Morelia.

 

Dicha Fundación estuvo involucrada en escándalos en ciudades como Marbella, en el que junto con otras empresas y abogados había desviado recursos públicos municipales en euros de ese ayuntamiento español. Fundación Metrópoli creó el proyecto Ecociudad del Deporte, el cual no termino siendo una ciudad para deportistas o centro de alto rendimiento para atletas porque se convirtió en un centro urbano de construcción de nuevas viviendas.

 

Otro caso de corrupción de esta empresa contratada por el IMPLAN que encabeza el moreliano Pedro Cital, es que esta “Fundación” pretendía construir 70 mil viviendas en la localidad toledana de Cassarubios del Monte, sin embargo, dicha empresa sólo llegó a hacer especulación inmobiliaria al sólo presentar el proyecto en la Consejería de Vivienda, pero pedían a la entonces autoridad municipal de esa localidad, que cerca de 10 millones de metros cuadrados se tramitarán como suelo rústico, los cuales no serían formalizados como urbanizables, y así el gobierno local o municipal quedaba fuera de obtener ingresos de los mismos. Los trámites no se hicieron por el riesgo que ocasionaba a ese ayuntamiento toledano otorgar predios sin beneficios a un particular a cambio de un proyecto sin sustento.

 

 

Compartir: