Mueren más por neumonía química, que por covid-19 en municipios cercanos al Río Santiago.

Dic. 29. 2020. 20:45
  |  
Redacción IDI Media
Redacción IDI Media

Por: Víctor Galindo (Vigaro) / Todo en Noticia Jalisco

A decir de la presidenta de la asociación civil, Saneamiento Integral del Río Santiago en El Salto, Ivette Martínez, mientras que para las autoridades sanitarias, gubernamentales y Medio ambientales, todo parece ser Covid-19, la realidad que viven a diario los habitantes de la cuenca del río Santiago, es mayormente preocupante, los niveles de contaminación a los que están expuestos, superan por mucho las normas, colocando a esta zona jalisciense como segundo lugar mundial en padecimientos renales.

Entrevistados en el programa Piensa Verde y cambia tu mundo, defensores ambientalistas, coincidieron en señalar que, a pesar del compromiso adquirido al inicio de la actual administración estatal por Enrique Alfaro Ramírez, simplemente ha quedado en letra muerta, utilizando más de 2 mil millones de pesos asignados para el tratamiento de las aguas del Santiago, en cuestiones suntuarias.

Según Abraham Gobel, toda esa región se encuentra en lo que se denomina “Emergencia Sanitaria”, problemática que han vivido los habitantes de municipios como El Salto, Juanacatlán, Poncitlán y otros, desde más de 20 años, sin que hasta ahora se logren resultados en beneficio de miles de familias, agregó que en esta simulación que el gobierno defiende, asegurando que lleva a cabo un saneamiento de las aguas del Río Santiago, el ejecutivo estatal gasta casi 300 pesos por litro de agua “saneada”.

En tanto que para el abogado Fidel Barba, este problema ambiental ya era una promesa para personajes de la vida política, como Guillermo Cosío Vidaurri, quien en su campaña contemplaba proyectos para salvar Chapala; a más de dos décadas, ninguna autoridad se ha preocupado por asegurar el derecho humano contemplado en el artículo cuarto constitucional, referente al derecho a tener agua de calidad.

Y es que el problema que aqueja tanto a la región Ciénega de Chapala, como a los municipios aguas abajo, en la cuenca del Río Santiago, tienen que ver con diversos factores, por una parte, el lago de Chapala, cuyo líquido se lleva hasta las redes domiciliarias de Guadalajara, presenta una serie de condiciones altamente riesgosas para la salud, al encontrarse, según diversos estudios, sedimentos y lodos compuestos con sustancias químicas peligrosas, tales como Arsénico, Cromo, Cadmio, Plomo, Mercurio y otros más.

Mientras que en la cuenca del Santiago, los escurrimientos de los desechos industriales, aguas negras provenientes de la cuenca del ahogado, contaminantes orgánicos, salmonellas, E. Colli, glifosatos y otros, son componentes del agua que consumen, del aire que respiran miles de habitantes, provocando afectaciones en la salud; así lo explica Ivette Martínez,


“Todos estos químicos los estamos respirando a diario, los inhalamos, es un tema conocido pero no aceptado por las autoridades, muchas de las mujeres en edad reproductiva han tenido abortos espontáneos, es muy grave esto, pero las autoridades no han hecho nada por solucionar el problema, y no solamente existe este problema donde se afecta a los neonatos, tenemos también en los municipios de El Salto y Juanacatlán desde el 2015 la presencia de la Neumonía química, con casos documentados, donde los pacientes dejan de respiran por tener saturación de agua en los pulmones”.


Agregó la presidenta de la agrupación pro defensora del medio ambiente;

“Estamos respirando todos los días, heces fecales, bacterias, químicos y toda clase de sustancias peligrosas suspendidas en el aire, las espumas que se desprenden de la cascada de El Salto, además del agua que se obtiene del subsuelo, donde muchos de los lixiviados provenientes de los basureros, ya han contaminado el agua que es utilizada en los domicilios”.

Para otro activista ambiental, Jaime Aldrete, municipios como Zapopan en la zona Norte, Tlajomulco, Chapala y otros municipios, no cuentan con infraestructura hidráulica, que garantice el suministro del vital líquido para uso domestico, ya que la única forma que tienen los habitantes de estos lugares es extraer el agua profunda, a través de pozos, donde los mantos freáticos se encuentran contaminados con metales pesados.

“Los responsables de esta afectación tiene nombre y apellido, es el cártel emecista, donde Enrique Alfaro protege a los criminales ambientales; el primero que debería estás en la cárcel es Sergio Humberto Graf Montero por su omisión, por corrupto y desentendimiento de su responsabilidad”.

“Existen estudios realizados entre mujeres jóvenes de esta región, donde se ha encontrado que al examinar la leche materna y las glándulas mamarias de muchas de ellas, se ha encontrado elementos químicos peligrosos, tales como Mercurio, Arsénico, Tungsteno y Plomo”

aseguró Gobel.

Al dar a conocer algunas propuestas que serán presentadas en el Congreso del Estado, ante la presidenta de la Comisión de Medio Ambiente, Sostenibilidad, Protección Civil y Resiliencia, Rosa Angélica Fregoso Franco, los activistas, dejaron en claro que es urgente la intervención de autoridades internacionales que coadyuven en la solución y supervisión de las medidas aplicadas en el combate de la contaminación de esta amplia zona cercana a la capital jalisciense, lo cual no debiera ser, siempre y cuando las autoridades locales demostraran un verdadero compromiso con la población, la cual ya no les tiene confianza.

Compartir en: