No hay candidatos sin la aprobación del narco: Padre Segura

No hay candidatos sin la aprobación del narco: Padre Segura

Oct. 09. 2017. 07:00
  |  
Rodrigo Caballero Díaz
Rodrigo Caballero Díaz
Compartir

Apatzingán.- Al padre José Luis Segura Barragán le queda claro que en toda la región del Valle de Apatzingán no puede haber candidatos que no hayan sido aprobados previamente por el crimen organizado.

“No importa la persona ni el partido político, aquí es muy fácil que gane cualquiera pero tiene que ser con el apoyo del narco”, asegura el párroco que ha vivido más de 30 años en el corazón de la Tierra Caliente michoacana.

Con las experiencias de las elecciones anteriores de 2011 y de 2015, en donde las acusaciones de la intervención del crimen organizado estuvieron presentes durante todo el proceso electoral, el padre puede asegurar que los comicios de 2018 no serán distintos.

-¿Vamos a volver a ver gente armada en las casillas?

-No, ahora no va a ser necesario, todo está tranquilo porque está controlado, la violencia está oculta, bueno, oculta para los medios de comunicación pero la violencia es la misma que en 2015 o en 2011 pero está invisible.

-¿Qué tiene que tener un candidato para que lo apoye el narco?

-Lo que les interesa es que no haya control de nadie, que los dejen hacer y deshacer a su antojo, les interesa que la impunidad siga como hasta ahora y que la policía se quede callada como hasta ahora.

-¿Qué le ofrece el narcotráfico a los partidos políticos?

-El crimen organizado tiene una base social, no sólo son los pobres, tiene una base social muy amplia y una red de colaboradores que pueden darle votos a los partidos políticos, por eso se alían con los partidos políticos porque son socios con los que pueden trabajar.

-¿Y no hay forma de que la ciudadanía vote en contra de ellos?

-No, la sociedad está muy desmoralizada desde que las autodefensas no pudieron extirpar el cáncer del crimen organizado, si no hay la intención de la ciudadanía de cambiar las cosas no pueden votar en contra.

-¿Entonces en 2018 no va a haber una elección democrática?

-Antes era una lucha de partidos políticos para ver quién se quedaba con el poder, ahora es una lucha de narcos, pero quien sea que se quede con el poder se va a quedar al servicio del narco.

Sin saberlo, el padre José Luis Segura está resumiendo un análisis realizado por Lorena Becerra y Mariana Meza, investigadoras del Centro de Investigación para el Desarrollo A.C. (Cidac) en el que destacaron cómo el narcotráfico se infiltró en las elecciones michoacanas.

En su artículo “Violencia y votos: el caso de Michoacán”, publicado por Animal Político en junio de 2015, las investigadoras destacan que el crimen organizado está presente en los procesos electorales de dos formas.

La primera es mediante la violencia que se ejerce diariamente en regiones como la Tierra Caliente michoacana, esta violencia afecta todas las actividades cotidianas de la sociedad desde salir a la calle hasta reunirse en familia, por lo que es un inhibidor de participación en las elecciones.

“En este contexto podemos también pensar que algunos partidos políticos pueden aprovechar el elemento del miedo para desincentivar el voto en las zonas que no los favorecen. Llevando este argumento a un extremo mayor, incluso el crimen organizado tiene incentivos a impulsar el voto de un candidato que podría ser más tolerante de sus actividades”, señalan las investigadoras.

Las investigadoras destacan que, previo a las elecciones de 2015, fueron asesinados los alcaldes Gustavo Garibay García de Tanhuato y Ricardo Guzmán Romero de La Piedad, sucesos que no sólo inhiben la participación de la ciudadanía en las votaciones también activamente como candidatos.

Ahora para el proceso electoral 2017-2018, tan sólo de enero de 2017 a la fecha han sido asesinados funcionarios municipales y directores de seguridad pública en Múgica, Aguililla, Villamar, Morelia, Cotija, Parácuaro y Ario de Rosales.

Los directores de seguridad pública de Ziracuaretiro y Acuitzio del Canje sobrevivieron a una  emboscada  y un intento de secuestro y apenas este viernes 6 de octubre fue asesinado el alcalde de Paracho, Stalin Sánchez González, lo que inhibirá el voto según la opinión de las expertas.

La segunda forma de participación del narcotráfico es directamente amenazando a los candidatos que no lo favorecen, ejerciendo su violencia contra aspirantes o posibles aspirantes que representen un riesgo para sus actividades ilícitas.

Este tipo de violencia pueden ser desde amenazas hasta la muerte, el caso más recordado en los últimos años fue el asesinato de Enrique Hernández Salcedo, líder de las autodefensas y candidato de Morena a la Presidencia Municipal de Yurécuaro, Michoacán.

Enrique Hernández representaba una amenaza para el narcotráfico por su discurso en contra del crimen organizado, por lo que fue acribillado por un comando al terminar un mitin político en el barrio conocido como el Rincón del Diablo.

“Las elecciones son el escenario perfecto para que los grupos criminales busquen ‘asegurar’ que las estructuras de poder se alineen con sus intereses y puedan imponer redes de influencia y protección a las autoridades locales”, señalan Lorena Becerra y Mariana Meza.

Lo mismo piensa el padre José Luis Segura, quien señaló que en 2018 habrá nuevamente intervención del crimen organizado en los comicios y que cualquier candidato puede ganar si cuenta con su apoyo.

-¿Cualquiera puede ganar?

-Sí, si tiene la aprobación del narco puede ganar sin importar el partido político.

-¿Sin importar los colores partidistas?

-El narco no tiene ideología de partido político, ellos pueden elegir libremente al candidato del partido que más les favorezca.

-¿Y los candidatos independientes?

-Esos pueden concursar, si de verdad son ciudadanos la gente puede apoyarlos, pero no pueden ganar si no los aprueba el narco.

-¿Y los partidos de oposición?

-El narco no tiene oposición.