Para qué abren las piernas si no terminan la carrera

“Para qué abren las piernas si no terminan la carrera”

Mar. 06. 2020. 18:10
  |  
Redacción IDI Media
Redacción IDI Media

“No quiero que traiga a su hija aquí”,

exigió Francisco Javier Larios a una alumna quien tuvo una niña cuando ella cursaba la facultad de Letras.

Aparte de ser misógino, el director de la Facultad de Letras de la Universidad Michoacana humilló a la madre que estudiaba la carrera al decirle: “Para qué abre las piernas si no terminan la carrera”.

A continuación la carta completa del testimonio publicado en la red social donde se han denunciado a varios profesores de letras por acoso sexual y hostigamiento.


<< Quiero contar la experiencia desagradable que tuve con el profesor Francisco Javier Larios al ser su alumna. En este caso no es de acoso sexual sino de malos tratos por el hecho de ser una madre estudiante.
El último semestre que me dio clase yo tuve a mi hija, quien se quedó internada unos días en el IMSS por complicaciones.

El día que él aplicó uno de sus exámenes parciales me llamaron del hospital diciéndome que ya podía ir por ella, por lo que fui inmediatamente y no hice su examen.

A la siguiente clase me dirigí a él para explicarle por qué no había podido realizar el examen y le pedía me lo aplicara dada la situación a lo que contestó: “¿y yo le hice al hijo o por qué debo tener consideración con usted?”. A pesar de tu contestación le insistí a lo que respondió: “no me interesa y tampoco se le ocurra traerlo a clases, déjeselo a quien se lo hizo o mejor vaya a atenderlo y ya no venga a clases”.

Yo le contesté que seguiría yendo a clases, ya que estudiaba Letras por amor a ellas y no porque me mandaran a estudiar.

Posteriormente sí, me atreví a llevar a mi hija a clases ya que no tenía quién la cuidara. Ella comenzó a llorar y él dijo: “sálgase, por favor, ¿no ve que nos incomoda a todos?”

Me salí y me senté en una banquita que está inmediatamente afuera del salón, y alcancé a escuchar que hizo comentarios como:

“para que abren las piernas si todavía no terminan la carrera”,


“si van a tener hijos mejor quédense en su casa”.

A pesar de eso seguí yendo a clases pero me reprobó, no asistió a aplicarme el examen extraordinario ni el adicional, por lo que tuve que repetir la materia.

Es triste toparte con personas tan inhumanas y crueles como este señor que no se interesan por el alumnado más que para acosar, burlarse y maltratar.>>


Compartir en: