fbpx

Río Bello, nos robaron hasta el nombre

Abr. 28. 2021. 17:15
  |  
Rodrigo Caballero Díaz
Rodrigo Caballero Díaz

Morelia.- Acabando el 2020 la comunidad de Río Bello perdió el motivo de su nombre, con maquinaria y toneladas de material les arrebataron el arroyo que nutre de agua a esta comunidad ubicada al sur de la ciudad de Morelia.

Los trabajos duraron poco más de un mes y tenían la finalidad de transformar el camino de servidumbre de la localidad en un acceso vehicular para el nuevo fraccionamiento “Campestre Puerta del Bosque”.

“Nos quitaron hasta el nombre, aquí pasaba el río que quedó aplastado debajo del camino, esto nunca iba a estar así, por aquí apenas pasaban las bestias, no cabía un carro y mire cómo nos lo dejaron”

, dijo un habitante de la localidad.

Se trata de un acceso que comunica los predios de Loma Larga, La Mora y Llano Grande en esta comunidad ubicada en la tenencia de Jesús del Monte, donde desde hace cuatro años se pretende construir un nuevo fraccionamiento ecológico.

Originalmente este camino de servidumbre de paso era apenas lo ancho para que pasaran caballos y burros con leña, madera y resina, los principales productos que se generan en la región y que por años han sido el modo de supervivencia de las familias locales.

Pero todo cambió cuando la maquinaria entró a abrir paso para crear una nueva vialidad suficientemente ancha para dos carriles, uno de entrada y otro de salida al fraccionamiento, algo que los pobladores aseguran generará problemas con el agua de la zona.

“Ellos hablan de un proyecto inicial de 16 hectáreas, pero el proyecto abarcaba un área de 90 hectáreas, calculamos que esas 90 hectáreas podían adquirir el predio donde se ubica el manantial de agua de El Peral, ese manantial representa un buen porcentaje de agua para los pobladores de Jesús del Monte”.

RODRIGO CABALLERO

Así lo dijo Julián López Chimal, presidente del comité de seguridad y vigilancia de los recursos naturales de la tenencia de Jesús del Monte, quien es uno de los integrantes del movimiento en contra de la construcción de la vialidad.

El Peral es un manantial ubicado cerca de los terrenos donde está proyectado “Campestre Puerta del Bosque”, donde los pobladores de la región temen que se vaya a alimentar el fraccionamiento dejándolos sin acceso a este recurso.

“Eso nos alarmó y fue lo que nos orilló a tomar la decisión, primero que nada, pedir una explicación a la autoridad de por qué se estaba permitiendo un fraccionamiento de este tipo, por que representaba el riesgo que se apropiaran de nuestra agua”

aseguró Chimal.

Ante la falta de una respuesta contundente de las autoridades, un grupo de habitantes de Jesús del Monte y Río Bello instalaron un plantón a la entrada de la localidad, bloqueando el acceso de la maquinaria y obligando a las autoridades a ver de cerca del problema.

Finalmente, la Procuraduría de Protección al Ambiente del Estado de Michoacán (Proam) clausuró la obra con base en el artículo 189 de la Ley Ambiental, donde se estipula la suspensión temporal o total de una obra en caso de que exista riesgo inminente de desequilibrio ecológico, riesgo ambiental, actividades riesgosas, daño o deterioro grave a los recursos naturales.

“El objetivo del plantón era exigir la salida de la maquinaria que continuaba trabajando aún con los sellos, entonces logramos que ese plantón parara la maquinaria, lo único que queda es un camión de volteo, gracias a la lucha que ha dado la gente de Río Bello, de Jesús del Monte y de Morelia”

aseguró Julián.

Mientras tanto, los dueños del predio Alejandro Méndez López, Francisco Mateo Martínez García y Andrés Alwin Nahmmacher Romero consideraron injusta la determinación de la PROAM y negaron las violaciones de la Ley Ambiental.

En entrevista para el medio En15días, Alejandro Méndez aseguró que la construcción aún no ha comenzado, por lo que no hay violaciones a la ley y que la rehabilitación del camino que será para el beneficio de toda la comunidad.

Alejandro Méndez López es notario público y fue titular de la Comisión Forestal de Michoacán (Cofom) durante el gobierno de Leonel Godoy Rangel (2008-2012), tiempo en que adquirió la licencia que le permitió el desarrollo inmobiliario “Campestre Puerta del Bosque”.


Clausurada la obra de acceso al fraccionamiento, la localidad de Río Bello mantiene un plantón en la entrada para exigir que se repare el daño provocado al arroyo que alimenta de agua a la comunidad, antes de que llegue la temporada de lluvias.

“Hay el riesgo que la gente que vive en la parte baja de Río Bello pueda ser sepultada de una avalancha de tierra, piedra, agua, lodo y madera que va a bajar de la sierra durante la temporada de lluvia”

, aseguró Chimal.

Mientras no se retiren las toneladas de material vertidos sobre el arroyo de Río Bello, esta localidad no recuperará la tranquilidad ni tampoco su nombre, aseguraron los miembros del movimiento que sostiene el bloqueo de la vía.

Compartir: