SSP presume lo bueno y esconde lo malo

Ene. 01. 2018. 10:22
  |  
Rodrigo Caballero Díaz
Rodrigo Caballero Díaz
Compartir

Morelia, Mich., 01 Enero 2018.- Luego que se diera a conocer el Diagnóstico Nacional sobre Policías Preventivas de las Entidades Federativas, La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Michoacán emitió dos comunicados en los que destaca únicamente sus logros y esconde sus errores.

 

El 27 de diciembre la secretaría emitió un boletín con el título “Cumple Michoacán en materia de desarrollo policial”, en el que destacaba su calificación como una de las únicas entidades que cumplió con la estabilidad, seguridad e igualdad de oportunidades laborales para sus oficiales en activo.

 

Ahí destacó haber cumplido con los rubros de la homologación al salario promedio nacional, créditos para vivienda, seguro de vida, servicio médico, fondo de ahorro para el retiro, becas escolares para hijos de policías y apoyos para familias de policías caídos en cumplimiento del deber, lo cual es cierto según el diagnóstico de la Secretaría de Gobernación.

 

Dos días después, la dependencia publicó otro documento titulado “Consolida SSP a Policía Michoacán entre las mejores del país”, ahí se colocaba entre las seis mejores policías del país por cumplir con los protocolos mínimos de actuación.

 

Estos son el Protocolo Nacional de Primer Respondiente, Protocolo Nacional de Cadena de Custodia, Uso legítimo de la fuerza, Actuación policial en materia de violencia de género, Atención a víctimas y grupos vulnerables y la Función de prevención o reacción.

 

La Secretaría de Gobernación contempló que Baja California, Baja California Sur, Chiapas, Colima, Guerrero y Michoacán son las únicas entidades que están dentro del “estándar”, es decir, que el 20 por ciento del estado de fuerza está capacitado en los seis protocolos para finales del 2017.

 

Lo cual no significa que se haya consolidado entre las mejores policías de México, sólo que cumple con la norma de las capacitaciones que debería tener en 2017 pero que aún falta la mayoría de sus oficiales, meta que deberá cumplir para 2019.

 

Policías reprobados

Los logros que presumió la SSP se ven opacados por sus errores, el más relevantes es que Michoacán ocupa el sexto lugar a nivel nacional con más oficiales reprobados en los exámenes de control de confianza.

 

De acuerdo con el mismo diagnóstico publicado este mes en el portal del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), el 17.8 por ciento de los policías que patrullan las calles están reprobados y no deberían ejercer labores de seguridad.

 

Esto a pesar de que en el artículo 96 de la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública señala que “las Instituciones Policiales contratarán únicamente al personal que cuente con el requisito de certificación expedido por su centro de control de confianza respectivo”.

 

“Aquellos policías que cuenten con resultado no aprobatorio en las evaluaciones en materia de control de confianza deberán separarse de toda actividad operativa o con acceso a información sensible y deberán ser dados de baja previa indemnización”, dice el propio documento que la SSP presumió en sus comunicados.

 

Sin embargo, el secretario Juan Bernardo Corona Martínez negó su responsabilidad de dar de baja a estos elementos al asegurar que aún hay tiempo de volverlos a evaluar para que ahora sí pasen los exámenes.

 

“La ley te marca que tienen dos, tres procesos y están dentro de lo que está estipulado”, dijo Bernardo Corona, “si no cumplen o si vuelven a reprobar estas evaluaciones tendrán que ser dados de baja”.

 

Ni evaluada ni actualizada

La otra problemática que aqueja a la Policía Michoacán es su falta de actualización en temas tan importantes como el Nuevo Sistema de Justicia Penal, un tipo de evaluación en el que nuestro estado tampoco se ha puesto al día.

 

El SESNSP señala que las entidades federativas deben de capacitar a sus policías con al menos 30 horas de estudio anuales en tres cursos obligatorios que son:

 

1        La función del primer respondiente, la ciencia forense aplicada en el lugar de los hechos y cadena de custodia.

2        La función policial y su eficacia en los primeros actos de investigación.

3        Taller de investigación criminal conjunta (prevención e investigación).

 

El Programa Rector de Profesionalización dicta que los cursos son llevados a cada estado mediante “replicadores certificados”, es decir, personas enviadas desde los estados que se capacitan para enseñar estas materias.

 

En el caso de los oficiales de la Policía Michoacán, el número de replicadores de los cursos está muy por debajo de la media nacional.

 
Para otorgar el curso de primer respondiente, ciencia forense in situ y cadena de custodia hay 34 replicadores adscritos, para el curso de función policial y primeras indagatorias hay 19 replicadores y para el taller de investigación criminal no hay ninguno.

 

Para hacer un análisis comparativo, en el Estado de México hay 138 replicadores para el primer curso, 140 para el segundo y 125 para el último taller.

 

Todos estos factores colocan a Michoacán como una entidad que tiene mucho trabajo si de verdad quiere tener una policía que “reafirme su compromiso de trabajar en acciones que garanticen la tranquilidad de las y los michoacanos” como dicen sus anuncios.

El documento puede ser consultado en el portal:
http://secretariadoejecutivo.gob.mx/doc/Diagnostico_Nacional_MOFP.pdf