fbpx
Centro de Rehabilitación reconoce que detenidos llegaron “con engaños”

Tras escándalo, cierran Centro de Adicciones en el Cereso “Francisco J. Múgica”

Abr. 25. 2017. 11:30
  |  
Rodrigo Caballero Díaz
Rodrigo Caballero Díaz
Compartir

El recién creado Centro Especializado de Prevención y Rehabilitación a las Adicciones cierra sus puertas luego de las acusaciones por abuso de autoridad, detenciones arbitrarias y robo en contra de los detenidos que fueron trasladados ahí.

El Centro de Adicciones cierra apenas siete días después de su “apertura”, el pasado miércoles 19 de abril, cuando llegaron 101 detenidos de la primera etapa de los operativos encabezados por la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

Estos detenidos salieron paulatinamente y luego fueron sustituidos por otros 89 arrestados que permanecieron desde el jueves por la mañana hasta el domingo por la tarde, cuando lograron salir mediante un amparo.

A los 89 detenidos se les sumaron 27 más, quienes fueron arrestados y trasladados al Centro de Adicciones la noche del sábado 22 de abril y permanecieron en “rehabilitación” hasta este lunes 24 de abril, cuando se anunció el cierre del complejo.

Esto significa que en seis días el Centro de Adicciones tuvo un total de 217 internos, más de la mitad de los que tuvo el mismo inmueble en su último año como Centro de Readaptación Social “Francisco J. Múgica”.

Empleados del Centro Especializado de Prevención y Rehabilitación a las Adicciones confirmaron a IDI Media que la decisión ya está tomada, incluso se les dio un plazo de 24 horas para retirar sus pertenencias de lo que hasta hace un mes era la penitenciaría de Morelia.

Sin embargo, el secretario de Salud en Michoacán, Elías Ibarra Torres, dijo que no se cierra el Centro de Adicciones sino que solamente cambiará de sede y que apenas se están analizando “dos o tres lugares” en donde se buscará colocar.

Según Elías Ibarra, la decisión de quitar el Centro de Adicciones de las instalaciones del Cereso fue debido a que el inmueble generaba “presión” a los detenidos y se necesitaba un mejor espacio para apoyarlos en su rehabilitación.

Luego de 111 amparos promovidos en contra del Centro de Adicciones en menos de 3 días y acusaciones de que los detenidos fueron golpeados por oficiales del servicio penitenciario adentro de las instalaciones, la vieja penitenciaría fue condenada al aislamiento.

 

Reciben amenazas telefónicas detenidos del Centro de Rehabilitación