fbpx
Verificación inoportuna, inviable y obsoleta: académico

Verificación inoportuna, inviable y obsoleta: académico

Feb. 14. 2019. 10:31
  |  
Rodrigo Caballero Díaz
Rodrigo Caballero Díaz
Compartir

Morelia.- El tiempo para hacer efectivo el proceso de verificación para los automóviles en Michoacán ya pasó, la norma está desde 1988 pero nunca se ha aplicado en la entidad, por lo que resulta obsoleta, además de inviable, inoportuna e improcedente.

Así la calificó el académico especializado en desarrollo urbano y geografía económica y política, Guillermo Vargas Uribe, quien aseguró que en la actualidad hay nuevas tecnologías para aplicar la norma sin necesidad de los verificentros.

Cuando era titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente de Morelia, Vargas Uribe promovió la verificación en 2003 como una medida de control de las emisiones de los automóviles que circulan en Michoacán.

Sin embargo, ahora asegura que la medida no está bien planteada debido al avance de la tecnología, además de que hay un interés recaudatorio de fondo y una presión por parte de los empresarios que invirtieron en los verificentros para recuperar su dinero.

-¿Cómo ve la verificación que se lleva a cabo desde este año? –se le pregunta a Vargas Uribe.

– Es inoportuna, es inviable, es improcedente, es inequitativa y es obsoleta –responde

-¿Por qué es obsoleta?

-Bueno es obsoleta porque en la actualidad hay tecnologías que sirven para medir los gases que emiten los vehículos sin necesidad de acudir a un centro de verificación, ya no es necesario traer un holograma porque existe un dispositivo que puede medirlo.

Lo que se debería hacer es invertir en tecnología para que cada policía de tránsito pueda tener este dispositivo y hacer revisiones de los automovilistas, eso no requiere ni de la burocracia ni de las filas porque no ocupas de los centros de verificación.

-Mencionó inviable e improcedente.

-Sí, además ineficaz, es inviable porque se pusieron a revivir a un muerto, es una medida del siglo pasado para solucionar un problema de este siglo, se necesitan nuevas soluciones para este siglo, ahora ya sabemos que mucha de la contaminación no viene de los automóviles, hace 10 años no lo sabíamos ahora lo sabemos y tenemos que actuar en consecuencia.

¿Cómo puede ser inoportuna?

-Es inoportuna políticamente, es una propuesta que revive el gobernador Silvano Aureoles cuando él no tiene la legitimidad suficiente para impulsarla, una medida como esta requiere del apoyo de la ciudadanía y el gobernador no cuenta con ese apoyo, por eso se está retractando en los nuevos impuestos.

Ya no convence a la gente y así no puede impulsar nada nuevo, mucho menos si hablamos de un tema recaudatorio, si lo hubiera hecho al inicio de su gobierno pudiera haberlo logrado pero ahora es muy difícil que lo logre.

-¿Por qué es inequitativa?

-Es inequitativa, es injusta, es ilegal, por qué, porque quiénes van a pagarla, quienes tienen placas al corriente, sus documentos al corriente, los mismos de siempre, los ciudadanos que sí cumplen con sus obligaciones, ellos van a pagar.

¿Van a pagar los que tienen placas de la UDC? Los que traen placas de Estados Unidos, los transportistas, no, ninguno de ellos paga porque están apoyados por grupos que no permiten la verificación a tabla rasa y si no es igual para todos entonces es ilegal.

Ahora, los que traen carros nuevos, recién comprados, no van a pagar verificación pero sí el holograma, el impuesto va contra los cumplidos y no contra quienes tienen que cumplir sus obligaciones y no lo hacen.

-¿Estos grupos quiénes son?

-Muchos, sobre todo los transportistas, ellos bloquearon en 2003 la verificación y ahora no lo van a hacer siendo ellos los que más contaminan porque circulan todo el día y mientras tanto los ciudadanos que menos circulan sí tienen que estar al corriente.

-¿Qué cambió entre ahora y cuando usted propuso esta medida en 2003?

-Precisamente la tecnología, en el 2003 no había otra opción que verificar los vehículos para garantizar que no contaminaran, ahora hay alternativas que dejan obsoleto este proceso para los automovilistas.

Los automóviles viejos probablemente sí tengan que verificarse pero los nuevos se pueden monitorear, el problema es que seguimos buscando soluciones del siglo 20, en vez de invertir en energías alternativas que hagan más fácil dejar de usar el automóvil.

-Con todos estos elementos ¿Entonces la verificación es meramente recaudatoria?

-Una parte es recaudatoria, la otra es la presión de los empresarios que quieren recuperar su inversión que hicieron en 2003 con los verificentros, pero nadie toma en cuenta al ciudadano que sufrirá las consecuencias de revivir a un muerto.