"La autonomía es mucho más que un juicio"

“La autonomía es mucho más que un juicio”

Ago. 21. 2017. 11:41
  |  
Rodrigo Caballero Díaz
Rodrigo Caballero Díaz
Compartir

Cherán.- El juicio para la protección de los derechos político-electorales que promueven las comunidades indígenas para exigir su autonomía es la parte más fácil de ejercer la libre autodeterminación, concluyeron durante el foro informativo que se realizó en Cherán.

Comunidades que ya lograron su autonomía de sus respectivos ayuntamientos como San Felipe de los Herreros y Pichátaro explicaron que la parte más complicada del proceso es lograr la cohesión entre los habitantes para impulsar una agenda común.

“Los partidos políticos vienen siendo un gran obstáculo, otro gran obstáculo es la gente apática que no se quiere involucrar, ahí es más bien donde nos toca como comunidades ponernos de acuerdo”, dijo Armando Cortés, miembro del Concejo Comunal de Pichátaro.

En el proceso para lograr su autonomía a las comunidades les toca dar el primer paso, ya que son ellas las que se tienen que organizar para que todos estén de acuerdo con su nuevo estilo de retomar sus usos y costumbres.

*Tres etapas*

Durante los trabajos del “Foro informativo sobre el ejercicio del presupuesto directo y el derecho a la libre determinación”, Orlando Aragón Andrade, abogado del Colectivo Emancipaciones que llevó los procesos judiciales de estos pueblos dijo que hay tres etapas fundamentales en estos juicios.

El primero es previo al juicio, que es la parte en la que las propias comunidades se organizan para solicitar este presupuesto, ahí no existe interferencia de ningún abogado, sino que se trata de un documento que se entrega a los ayuntamientos para solicitarles la entrega de los recursos que les tocan a las comunidades.

Aragón Andrade dijo que ningún gobierno municipal hasta ahora ha entregado voluntariamente los recursos pero la solicitud es una prueba escrita que después se utiliza a la hora de demandar a un ayuntamiento.

La segunda etapa es el juicio que puede tardar entre un mes y un mes y medio dependiendo de los términos que se impongan los propios tribunales electorales, los abogados participan totalmente en esta etapa y la comunidad tiene que estar a la expectativa de cualquier resolución.

“No se pueden llevar 30 juicios al mismo tiempo porque cada comunidad es diferente y se requiere concentrar todos los esfuerzos en impulsar cada caso particularmente”, dijo el abogado.

El juicio puede llegar hasta la última instancia que es el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), quien determinará como resolución final la sentencia que corresponda, hasta ahora ninguna sentencia ha sido en contra de las comunidades.

Luego de una sentencia a favor, otra vez es la comunidad indígena la protagonista puesto que tiene que decidir cómo va a implementar el sistema de autogobierno y es ahí en donde las asambleas establecen la forma de autogobierno que va a administrar sus recursos.

La comunidad de San Felipe de los Herreros, ubicada en el municipio de Charapan, decidió instalar un Concejo Comunal Indígena que determinará cómo se aplican sus recursos apoyado por la figura de un jefe, que es un dirigente tradicional de este pueblo.

De manera distinta, Pichátaro, ubicado en el municipio de Tingambato, eligió deshacerse de sus figuras de jefe e instalar el Concejo Comunal que ahora tomas las decisiones en la comunidad.

Este derecho de elegir su forma de gobierno es otro de los objetivos de la autonomía, por lo que no solamente es un tema de recursos, también es un tema de eliminar a los partidos políticos que toman decisiones afuera de la comunidad.

Los representantes civiles y comunales de los pueblos indígenas que asistieron al curso pudieron preguntarle a los gobiernos autónomos sus dudas respecto al proceso de autogobierno y de todos los presentes, las comunidades de Angahuan, Ihuatizio, Acachuén y Arantepacua fueron las que alzaron la mano para comenzar sus procesos lo antes posible.

Otras comunidades que asistieron fueron Santa Ana Zirosto, Cherán, Pichátaro, Santa Fe de la Laguna, Nuevo Zirosto, Angahuan, Ihuatizio, San Felipe de los Herreros, San Ángel Zurumucapio, Tzurumútaro, Acachuén, Arantepacua, así como San Juan Ozolotepec, en el estado de Oaxaca.

También participaron asociaciones de Zamora y Morelia, además de académicos del Colegio de México y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

"La autonomía es mucho más que un juicio"