Por tortura se caen 7% de los procesos penales en Michoacán

Por tortura se caen 7% de los procesos penales en Michoacán

Oct. 12. 2017. 07:40
  |  
Rodrigo Caballero Díaz
Rodrigo Caballero Díaz
Compartir

Morelia.- Alrededor del 7 por ciento de los procesos penales que se llevan a cabo en el estado de Michoacán se van abajo porque la autoridad incurre en prácticas de tortura en contra de los detenidos, aseguró la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH).
En entrevista, el ombudsman michoacano, Víctor Manuel Serrato Lozano, señaló que es una práctica que aún está presente entre las autoridades estatales porque la policía no respeta sus propios protocolos de actuación.

La CEDH recordó que en los procesos judiciales no deben ser aceptadas las pruebas que hayan sido conseguidas a través de la tortura de los detenidos -como las confesiones- una práctica que, reconoció, todavía es recurrente.

“A los policías hacerles un llamado para que no cometan violaciones a la ley o malos tratos porque van a perjudicar a la víctima, a la sociedad e, incluso, hasta el que fuera criminal puede evadir la acción de la justicia”, dijo Víctor Manuel Serrato.

Serrato Lozano señaló que la cantidad de quejas por tortura ante la CEDH va a la baja, sin embargo, recordó que el Protocolo de Estambul señala que con un solo caso que se presente debe ser considerado un foco rojo para las autoridades estatales.

En lo que va de 2017 se han presentado 20 quejas por presuntos casos de tortura que actualmente están en investigación, en los que la principal autoridad señalada es la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y luego la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).
“En el último informe que rendimos hace unos días al Congreso del Estado, ya la Secretaría de Seguridad Pública es la autoridad más señalada, todos los años siempre había sido la procuraduría, ahora no”, dijo el ombudsman.

A pesar de los señalamientos, la Comisión de Derechos Humanos recordó que en 2016 se registraron hasta 35 quejas por tortura y en años anteriores como el 2008 y 2009 se habían presentado hasta 100, por lo que las quejas van a la baja.