fbpx

Por recorte federal se “endrogan” a Gobierno de Michoacán y a constructores

Jun. 24. 2016. 21:18
  |  
Sergio Lemus Calderón
Sergio Lemus Calderón

Por un recorte al gasto federal en obras, el Gobierno de Michoacán y constructores han quedado endeudados con más de 100 millones de pesos en este año, derivado de que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) ordenó no destinar recursos para el sector indígena dentro de los convenios ya firmados con el titular del Poder Ejecutivo del estado, porque no cuentan con dicho recurso al caerse ingresos por venta de petróleo.

 

El impacto de este recorte será demoledor para las finanzas del gobierno del estado porque ya se tenían 78 obras para invertir en infraestructura en este 2016. Incluso, el gobierno del estado por medio de la Secretaría de los Pueblos Indígenas y la Comisión Estatal de Aguas y Gestión de Cuencas licitaron y adjudicaron las obras, muchas llevan un proceso de avance del 10 al 50 por ciento en algunos casos, pero ante la falta de recursos, el gobierno corre el riesgo de no pagar a los constructores, quienes ya de por sí han aguantado adeudos desde el 2011 a la fecha sin liquidarse.

 

El miércoles pasado el delegado de la Comisión Nacional de Pueblos Indígenas (CDI) del estado, Rafael Muñiz Cruz, notificó el recorte de recursos federales al sector indígena en este año en el estado, lo que permitirá abrir un nuevo boquete financiero ante las finanzas del estado, toda vez que al no haber recursos y para pagar a los constructores la salida más fácil será pedir un nuevo endeudamiento al congreso del estado en este año.

 

El secretario de Pueblos Indígenas, Ángel Alonso, expuso que el pasado 22 de junio de 2016 se hizo llegar a la Secretaría de Pueblos Indígenas el oficio de la CDI por medio del cual se comunica el recorte del presupuesto, suscrito por Rafael Muñiz Cruz, y un anexo firmado por Miguel Ángel Carrillo Chávez, Director General Adjunto de Infraestructura de las Oficinas Centrales de la CDI de la Ciudad de México.

 

El recorte que ha sufrido el programa PROII 2016, fue notificado Víctor Lichtinger Waisman, Coordinador General de Gabinete y Planeación; Ángel Alonso Molina Secretario de Pueblos Indígenas; el titular de Junta de Caminos; el titular de la CEAGC y el Presidente Municipal de Zitácuaro; quienes en la reunión de esta semana mostraron su inconformidad ante dicho recorte y la necesidad de una audiencia ante la Directora General de la CDI, Nuvia Mayorga, con el objeto de que se exponga una información precisa y fundamentada sobre dicho recorte.

 

Por su parte, el delegado estatal de la CDI intentó hacer una propuesta de que haciendo esfuerzos extraordinarios la CDI puede aportar 17 millones 114 mil 859.15 pesos para realizar algunas obras.

 

La propuesta anterior no fue aceptada por ningún titular de la parte de Gobierno del Estado, mucho menos por las instancias ejecutoras que son Junta de Caminos, CEAGC y Ayuntamiento de Zitácuaro quienes expusieron que ya tienen los fallos de la licitaciones, los contratos, las facturas de los anticipos y las fianzas interpuestas por las empresas, por lo tanto, tendrán responsabilidades y sanciones económicas ante los contratistas en caso de incumplirles los pagos.

 

El titular de la CEAC, Germán Tena Fernández, afirmó que esto nunca se había visto desde que ha sido servidor púbico en que se realice un recorte de recursos tan abrupto. Señaló que se tienen varias obras ya en proceso pero sin suficiencia presupuestal para pagarse. Consideró que se debe de rectificar por la federación ante el problema que se avecina de posibles demandas y adeudos nuevamente al sector de la construcción.

Compartir: