Mittal condiciona a Gobierno para invertir mil millones en Michoacán

Mittal condiciona a Gobierno para invertir mil millones en Michoacán

Oct. 10. 2017. 07:35
  |  
Idi Media Publicaciones
Idi Media Publicaciones
Compartir

Tres condiciones impusó el sexto hombre más rico del mundo, Lakshmi N. Mittal, al gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, para invertir los mil millones de pesos anunciados en el Puerto de Lázaro Cárdenas como parte de las inversiones de la Zona Económica Especial (ZEE) el pasado 28 de septiembre de 2017.

 

La primera condición impuesta por el hindú y el multimillonario de la industria acerera fue el tema de la seguridad. El magnate le solicitó al gobernador de Michoacán disminuir, casi desaparecer la delincuencia y los delitos en el Puerto, porque se tienen antecedentes que sus directivos y ejecutivos fueron objeto de secuestros, extorsiones y amenazas por grupos delictivos en otros gobiernos.

 

Mittal pidió al gobernador tener certeza de que sus inversiones serán seguras y no serán molestados sus altos directivos que llegarían a México a supervisar las obras e infraestructura instalada en Michoacán, lo anterior, reveló un alto funcionario de Gobierno de Michoacán, quien dijo que ya se están realizando acciones a tomar para recuperar la seguridad. Lo anterior, se puede ver con visitas que hace Juan Bernardo Corona al Puerto de Lázaro Cárdenas este fin de semana para evitar que grupos delincuenciales inhiban la inversión anunciada.

 

Un segundo punto es que se les otorgue toda la certeza jurídica de predios, terrenos y de las minas no explotadas en el estado de Michoacán de la costa, inicialmente, y después de las minas que se encuentran cerca de la región de Tierra Caliente como es Tumbiscatío, Chinicuila, Aquila, Coalcomán, entre otros municipios.

 

Este segundo punto es que se solicita que se otorguen rápidamente los permisos ante la Federación y el estado de Michoacán con la intención de tener la posición de las minas y así explotar los recursos naturales, y que la gran mayoría de estos predios pertenecen a ejidos comunales o a comunidades indígenas.

 

Una tercera condición, dijo que magnate de la industria acerera en el mundo es que se garantice que ningún grupo social los moleste o cierre sus plantas o la acerera, es decir, que ningún grupo social ya sea indígena, ambientalistas, grupos sociales de las comunidades, indígenas o ejidos realicen bloqueos o paren la maquinaria que trabaja en sus territorios, una vez que las minas y predios pasen a posición de la acerera porque conocen el caso de Tertium donde ha tenido problemas de operación porque los indígenas de la costa le toman las instalaciones porque no les quiere pagar regalías. Mittal pide el uso de la fuerza y del orden ante cualquier movimiento social que afecte los intereses.

 

Estas tres condicionantes, el gobernador se las hizo saber a sus funcionarios de Seguridad Pública, la Procuraduría General de Justicia del Estado, la Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático (SEMARNACC), y la Secretaría de Gobierno de Michoacán, con la finalidad de presentar un plan de acciones a realizar y cumplir con las condicionantes del magnate hindú. Una vez cumplidos estos requisitos, según fuentes del gobierno, se podrá anunciar la histórica inversión de mil millones de pesos.

 

El pasado 28 de septiembre de 2017 en Chiapas, donde se declaró la Zona Económica Especial del Puerto, la inversión que la siderúrgica destinará a su planta en la terminal marítima michoacana generará 800 nuevos empleos y más de 3 mil indirectos, que contribuirán significativamente a potenciar la actividad económica de la región.

 

En el marco de la Primera Declaratoria Presidencial de Zonas Económicas Especiales, que comprende a la de Lázaro Cárdenas, Michoacán-La Unión, Guerrero, Lakshmi N. Mittal expuso que la empresa genera más de 8 mil empleos directos y 34 mil indirectos en México.

 

El Gobierno de Michoacán precisó que mil millones de pesos serán invertidos en una nueva línea de laminación, minería y modernización de activos, como parte de un plan estratégico de inversión más amplio, que permitirá impulsar la capacidad productiva instalada de Arcelor Mittal en México para alcanzar 5.3 millones de toneladas por año.