fbpx

Perdidos casi 700 mdp de infraestructura educativa desde 2013

Dic. 09. 2016. 16:56
  |  
Redacción IDI Media
Redacción IDI Media
Compartir

Si bien la directora del Instituto de Infraestructura Física Educativa del Estado de Michoacán (Iifeem) aceptó que a su arribo a esta dependencia no detectó “obras fantasmas”, sí registró que casi 700 millones de pesos “se fueron a la famosa licuadora”, que por fortuna no tiene responsabilidad su dependencia porque ese recurso sfue manejado directamente por la Secretaría de Finanzas y Administración.

 

 

Así, María Guadalupe Díaz Chagolla puso el “dedo en la llaga” al declarar que ante la falta de esos recursos no se pudieron construir obras de infraestructura educativa “de los cuales hay más de 130 millones de pesos para la Universidad Michoacana y eso es triste y lamentable”.

 

 

Destacó que en este año incluso tenían la intensión de concluir todas esas obras que son alrededor de 120, pero “no lo pudimos llevar a cabo porque tuvimos que meternos en un proceso jurídico llamado terminaciones anticipadas de contrato, lo cual lleva muchos meses y que es una prioridad atender en 2017, ya tenemos los procesos concluidos”.

 

 

Y si bien, reconoció que esas obras ya no se podrán iniciar, las que están desde un 30 hasta un 80 por ciento de avance se concluirán; lo lamentable es que esas obras si se reinician ya no tendrán el costo inicial en el que fueron presupuestadas “fueron contratadas con un monto distinto, es la inflación y eso es normal”.

 

 

Díaz Chagolla refiere que en el 2013 fue el año que registra mayor daño a los recursos de infraestructura; aunque de las 120 obras ya se ha ido avanzando en diez, como es el Cecytem de Lagunillas, donde se terminaron cuatro aulas y servicios sanitarios, además se les construirá otras cuatro aulas debido a la alta demanda que se tiene.