fbpx
Cherán K´eri también es patria

Cherán K´eri también es patria

Dic. 14. 2018. 12:22
  |  
Redacción IDI Media
Redacción IDI Media

DAVID DANIEL ROMERO ROBLE

Nuestro Gobierno Comunal no es un proyecto concluido, si bien es cierto que avanzamos en reestructurar las instituciones para atender los problemas de nuestra comunidad, eso es solo el comienzo, existe la necesidad de establecer un plan sobre autonomía alimentaria, establecer con claridad estrategias de reeducación y cuidado de nuestro territorio, estos ejes son centrales a corto y mediano plazo.

Nuestro proceso organizativo  atiende a una necesidad frente a una realidad nacional que ha demostrado en sus instituciones la perdida de credibilidad, quienes han asumido cargos de relevancia o de mediano perfil en las institución del estado mexicano se han beneficiado de forma personal, se hacen llegar de los amigos, personas de mucha confianza, forman equipos alternos y subalternos  como estrategia para perpetuarse en espacios de poder ejerciendo las políticas públicas, legislando e implementando modelos de justica diseñadas por organismos internacionales y estos a su vez subordinados por los países que los subsidian, no es para menos, se disputan en el escenario internacional el control económico, político-militar global. 

Acabar con estos grupos que se han enquistado en las instituciones y formar nuevos grupos que sigan las mismas estrategias que los anteriores y se subordinen a los dictados internacionales, no encuentro la diferencia, como me decía un viejo amigo, “en política la forma es fondo”. Me parece importante que se discuta, reflexione, que se consulte a todos los sectores de nuestro México, pero sin prisa y sin ventajas, si realmente se quiere una transformación  tenemos que desestructurar nuestro pensamiento y definir con claridad el rumbo de la nación.

Existe un poco de avance, en nuestras comunidades indígenas desde el norte hasta el sur comenzamos a reflexionar y reestructurar nuestras formas de organización para atender la vida en comunidad, claro que falta mucho por hacer, pero vamos caminado, y en ese caminar y compartir nos damos cuenta que también se organizan en las ciudades, en las escuelas, en el comercio, en el campo, la industria nacional incluso un sector de la iglesia,  poco a poco se suman mas sectores  reflexionando el impacto del neoliberalismo y sus políticas extractivas.

En esos espacios de repensar nuestra condición en el entorno donde nos desenvolvemos nos damos cuenta que lo que hoy somos en nuestras estructuras de pensamiento, el lenguaje que utilizamos y la forma en como nos conducimos en la vida, no es producto de la casualidad, es decir, han pasado décadas, siglos, por ello el proceso de transformación social, no puede ser de un día para otro, tampoco de unos cuantos años, tendrán que pasar décadas. Por lo anterior, no nos preocupamos por coyunturas políticas, seguiremos en el proceso de descolonización desde abajo, continuando con el compartir de la palabra, de lo que es posible construir y de lo que es capaz el sistema, de continuar destruyendo.

A pesar del gran intento que se realiza en las distintas regiones del país, nos falta coordinar esfuerzos, trabajar en una agenda común y definir estrategias de acción. 

Compartir: