fbpx
Conflicto aguacatero ha afectado a 15 mil familias michoacanas

Tardó 8 meses FGE en clausurar huerta ilegal de aguacate

Jun. 16. 2019. 17:26
  |  
Rodrigo Caballero Díaz
Rodrigo Caballero Díaz
Compartir

Morelia.- La Fiscalía General del Estado (FGE) tardó ocho meses en clausurar la huerta ilegal de aguacate que hombres armados instalaron en el predio de Cupamba, a pesar de las denuncias interpuestas por sus dueños originales.

A través de un comunicado, la Fiscalía Especializada en Delitos de Alto Impacto informó que este jueves 13 de junio se hizo el aseguramiento de una extensión de 276 hectáreas de bosque que fueron despojadas de sus dueños para cambio ilegal de uso de suelo.

Sin embargo, la propia FGE reconoce que la denuncia se hizo desde el 13 de diciembre de 2018, cuando los propietarios del terreno alertaron que hombres armados habían ocupado el terreno para talar los árboles y colocar una huerta de aguacate.

Los dueños del lugar habían mantenido intacto este terreno ubicado en la tenencia de Comanja del municipio de Coeneo en Michoacán impidiendo que fuera utilizada para el cultivo y colocando en el lugar una reserva ecológica privada.

En el lugar estaban sembrados más de 159 mil 400 árboles de pino y encino adquiridos a través de programas otorgados por la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) y la Comisión Forestal de Michoacán (COFOM) entre 2011 y 2017.

Pero todo terminó cuando en enero de 2018 llegaron hombres armados y comenzaron a talar los árboles y a quemar el bosque para preparar el terreno para la siembra ilegal de aguacate, aprovechando el “boom” aguacatero de los municipios de Coeneo y Zacapu.

El 7 de febrero de 2018 los propietarios interpusieron una denuncia ante la extinta Procuraduría General de la República (PGR), la Comisión Nacional Forestal (Conafor), Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y ante la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) debido a la presencia de talamontes armados.

Sin embargo, nadie hizo caso y permitieron que el lugar fuera devastado, por lo que para finales de año los dueños interpusieron otra denuncia por el delito de daño en las cosas ante la Fiscalía General de Michoacán.

Para cuando las autoridades estatales y federales actuaron en el lugar el daño ya estaba hecho y en el lugar ya estaba instalada una huerta con sistema de riego propio y una olla de agua para mantener el cultivo de aguacate.

Debido a la tardanza de autoridades estatales y federales, solamente aseguraron el predio pero no los dos buldócer, ni el tractor, ni las dos camionetas, ni la pipa, ni el equipo de pesticida y equipo de riego, así como los cientos de costales de cemento, cal y fertilizante que había el 12 de febrero de 2019, cuando entraron por primera vez al lugar.

“Aquel día pudieron haber incautado todo pero no quisieron actuar, ahora vemos que se llevaron todo, nada más dejaron las plantas a secarse pero todo lo de valor se lo llevaron”

dijo uno de los propietarios en entrevista para IDI Media.